Revisa Evo Morales defensa del voto con delegados del MAS

223

Buenos Aires.- El expresidente de Bolivia, Evo Morales, se reunió este lunes con delegados nacionales y departamentales del Movimiento al Socialismo (MAS), para conversar sobre la estrategia del partido en la defensa del voto durante las elecciones presidenciales del 3 de mayo.

Luis Arce, candidato del MAS a la presidencia de Bolivia y quien fue ministro de Economía durante la gestión de Morales, encabeza las preferencias electorales con 33.3 por ciento de la intención de voto, de acuerdo con la última encuesta de la empresa Ciesmori, divulgada el domingo 15 de marzo por el canal de televisión Unitel.

El candidato masista se separa 15 puntos porcentuales de su rival electoral más cercano, Carlos Mesa, con 18.3 por ciento, a su vez seguido por Jeanine Áñez, actual presidenta interina de Bolivia y candidata presidencial, quien suma 16.9 por ciento de la intención de voto.

Pese a la ventaja que las encuestas otorgan a Arce, el MAS ha denunciado en repetidas ocasiones que teme que el proceso electoral se lleve a cabo con desventaja para sus candidatos.

Además, ha acusado en distintas ocasiones que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) padece la injerencia de Áñez, quien tomó posesión del cargo tras la renuncia de Morales del 10 de noviembre de 2019.

El exmandatario se separó del cargo en medio de la intervención de las fuerzas armadas y de distintos actos de amedrentamiento contra sus simpatizantes, por lo que diversos analistas internacionales consideran su renuncia como un golpe de Estado, entre ellos el aspirante presidencial estadounidense, Bernie Sanders.

En ese marco, Morales recibió a los delegados masistas desde su asilo político en la capital de Argentina, un día después de que el MAS reprochara que el TSE ordenó la inhabilitación de más de 150 mil votantes bolivianos.

Los afectados son en su mayoría votantes rurales, aseguró la organización política, por lo que convocó a sus simpatizantes a impugnar la decisión de la autoridad electoral.

El TSE señaló hoy que los inconformes tienen seis días para presentar sus quejas pues, de resultar procedentes, serán reinstalados en la lista nominal para poder ejercer el sufragio el 3 de mayo.

Deja un comentario