Por: Clemente Castro González.

Al fin de cuentas los que sufren las consecuencias de las malas administraciones en las Comisiones de Agua Potable y Alcantarillado son los usuarios del servicio, entiéndase familias enteras, principalmente las de bajos recursos económicos.

Y a la falta recurrente del líquido, debido a males añejos, ahora debe agregarse que se paran las bombas de distribución de agua por el corte de energía eléctrica realizado desde la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Ello acaba de suceder en Reynosa.

Sin deberá, los clientes de la COMAPA de la localidad fronteriza tuvieron que afrontar la carencia de agua, por varias horas, porque la CFE bajo “switcht” y dejó de fluir el agua.
En efecto, hay insensibilidad por parte de los jefes locales de la Federal de Electricidad en tanto que la acción viola un derecho humano.

Pero no es posible que nadie de los gerentes que han dirigido a la COMAPA hayan remediado o al menos negociado lo del adeudo superior a los 60 millones de pesos que le deben a la CFE. Y en lugar de dar salida a la apremiante situación se dedicaron al atraco.

Esto es lo que debe explicar, de manera clara, el actual mandamás del ente de agua, ALFONSO GÓMEZ MONRROY.

Tiene que dar cuenta de que su antecesor, JESÚS MARÍA MORENO IBARRA, recién derrotado en la contienda por la alcaldía de Reynosa, le entregó un organismo en la bancarrota en el que, según el trascendido, cobran cualquier cantidad de aviadores.

En el colmó de la indolencia “CHUMA” y GÓMEZ MONRROY, lo único que lucen es su nivel de incompetencia y gran capacidad para abultar su cartera.

Ahí están las consecuencias de utilizar a las COMAPAS como cajas chicas y espacios para colocar a los cuates a fin de que hagan labor partidista y, eventualmente, se proyecten a un cargo de elección popular.

Es la versión que por supuesto no van a contar los agraciados con los cargos ya que son parte del entramado de complicidades que se tejen.
Debe referirse que, en su momento, desde el gobierno de la entidad se presionó para que la alcaldesa, MAKI ORTÍZ DOMÍNGUEZ, aflojara en su afán de sostener en la COMAPA a JUAN GARCÍA GUERREO, mismo que fue jefe entre el 2016 y 2017.

A la postre, JUAN tuvo que salir de la gerencia y pagar con cárcel por haber ofreció resistencia. A él se le acusó, desde la entonces Procuraduría de Justica, de uso indebido de funciones y desvío de 20 millones de pesos.
Su caso, se menciona, es uno más de los castigos dados a los que tuvieron la osadía de no alinearse.

Cabe subrayar que lo que sucede en Reynosa no es distinto a lo que pasa en Victoria y en municipios del norte y sur de la entidad, en donde los organismos del agua, antes y ahora, dan cabida a personajes que son enviados al puesto para que se sirvan con la cuchara grande, con la advertencia de entregar cuota, de manera religiosa, a los que les consiguieron el nombramiento.

Pendientes de investigar a fondo están los recientes jefes de la COMAPA en Reynosa, “CHUMA” y GÓMEZ MONRROY, al igual que el actual jefe de la Comisión en Victoria, GUSTAVO RIVERA RODRÍGUEZ y sus anteriores, HUMBERTO CALDERÓN ZÚÑIGA y ROMAN CASTILLO AIROLA.

Asimismo, el foco tendrá que dirigirse al ex sólido sur, a la gerencia general de la zona conurbada, en donde despacha JORGE RIVERA SCHOTTE.

En realidad, si se quiere hacer una limpia, tendrá que llegar la barredora y llevar a la cárcel a los depredadores de las arcas de la COMAPAS.
¿Quién le pondrá el cascabel al gato? Es probable que en los meses por venir se efectúe el “ajuste de cuentas”…

AL CIERRE

La alcaldesa de Victoria, PILAR GÓMEZ LEAL, continúa dando muestras de madurez y anuncia que se preparan a fin de iniciar lo que será el proceso de entrega recepción.

Así lo dio a conocer en rueda de prensa, el día de ayer, lo que habla de una actitud responsable, al margen de aspectos partidistas.
Un proceso como el que se llevará a cabo no es simple y por ello mucho ayuda la voluntad expresada por la munícipe.

Por lo pronto será la próxima semana cuando se tenga el conformado el comité para que cumpla la orientación dada por GÓMEZ LEAL.
Es de esperar que, en breve, el presidente electo, EDUARDO GATTAS BÁEZ, haga lo propio para que, en tiempo y forma, se lleve a cabo el relevo.

A propósito, el morenista anda movido en lo que se refiere a dar cumplimiento a compromisos y realizar gestiones.

Incluso acaba de adelantar que para la COMAPA Victoria considera a el ex gerente, ELISEO GARCÍA LEAL. Asegura que ponderará la experiencia debido a que se trata de un área en la que se requiere hacer cambios de manera pronta.

+.-Es reprobable que el todavía presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso tamaulipeco, GERARDO PEÑA FLORES, se desentienda de la serie de contagios de coronavirus que se han presentado en el personal que labora en ese poder, al grado de que se documenta un lamentable fallecimiento.

Da la impresión de que al legislador poco le importa lo que sucede. Esto pese a que, no hace mucho, parecía merolico repitiendo que la legislatura que dirige pasará a la historia como la más productiva.

Ni modo que el disque representante popular y su bancada sean los que “tallan lápiz”.

Deja un comentario