SAT, implacable

419

Por Alejandro Govea Torres

 

No habrá prórroga para presentar la declaración anual 2019 de personas morales, por lo que grandes, medianos y pequeños empresarios deberán cumplir con el pago de impuestos cuanto antes porque mañana vence el plazo, advirtió el Servicio de Administración Tributaria (SAT), que encabeza la implacable Raquel Buenrostro Sánchez.

De nada sirvieron los exhortos de dirigentes de las organizaciones empresariales para aplazar el pago de impuestos ante el impacto que ha tenido la propagación del coronavirus, sobre todo de la industria turística, restaurantera, del espectáculo, entre otros que han tenido que cerrar sus negocios por disposiciones de la Secretaría de Salud.

La respuesta siempre fue la misma: No habrá prórroga en el pago de impuestos 2019. Incluso la dependencia a cargo de la implacable Buenrostro Sánchez utilizó un tono conciliador cuando convocó a los contribuyentes a ser ‘solidarios’ frente a la emergencia que se vive por el coronavirus en el país.

En el boletín de prensa del SAT se destacó que: “Con una recaudación óptima se logrará contar con mayores recursos para comprar ventiladores, equipo médico, insumos, así como medicamentos que serán vitales para atender a la población durante la crisis sanitaria”.

Y uno se pregunta: ¿Dónde están los 400 mil millones de pesos que presumió tener el presidente López Obrador para enfrentar la crisis del coronavirus y la caída internacional del precio del petróleo?

En aquella ocasión, es decir en la conferencia mañanera del pasado 24 de marzo en Palacio, López Obrador dijo que esta cifra estaba en caja para atender de inmediato la contingencia y resulta que no, porque ahora se requiere de la recaudación fiscal óptima del 2019 para la compra de equipos y medicamentos para enfrentar la crisis sanitaria por el coronavirus.

Los dirigentes empresariales ya se esperaban que no cedería la implacable titular del SAT, ya que el propio López Obrador expresó en reiteradas ocasiones que no otorgaría condonaciones ni facilidades fiscales, como antes.

Incluso no se aguantó y decidió atacar al dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther, quien en reiteradas ocasiones lo ha criticado por no atender las demandas de los empresarios para reactivar la economía del país.

López Obrador se quejó que De Hoyos Walther lo ataca un día sí y otro también, por lo que cree que el dirigente empresarial pretende ser candidato del PAN a la Presidencia de la República en el 2024.

Está acusación en contra del dirigente nacional de la Coparmex tensa aún más la ríspida relación que tiene el tabasqueño con el sector empresarial, sobre todo cuando a diario habla en contra de los ‘conservadores’, como sucedió ayer en Culiacán, Sinaloa, en donde dijo a través de las redes sociales que lo quieren aislar para desplazarlo y tomar el control político del país.

A propósito, López Obrador ignoró nuevamente el llamado enérgico que hizo el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, quien convocó a todos los mexicanos a acatar en forma estricta las medidas se seguridad ante el aumento acelerado de los contagios en el país.

Varios analistas políticos coincidieron en señalar que el llamado vehemente de López-Gatell Ramírez iba dirigido directamente a López Obrador, quien insiste en continuar con sus actividades cotidianas, por lo que hoy en la conferencia matutina se dará a conocer el último reporte de contagio del coronavirus.

El funcionario alertó acerca de que la transmisión lenta del contagio pasó a la extremadamente acelerada el pasado fin de semana, cuando se registraron más de 131 nuevos casos, entre los que se encuentran los gobernadores Omar Fayad Meneses, de Hidalgo; y Adán Augusto López Hernández, de Tabasco.

De regreso con el tema del SAT, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Francisco Cervantes Díaz, pidió a López Obrador verlos como aliados y no como enemigos ante los constantes ataques que ha lanzado en contra de integrantes del sector empresarial.

Cervantes Díaz se sorprendió por las críticas en contra de la instalación de ventiladores eólicos en la Rumorosa de Baja California, puesto que mientras en todas partes del mundo se promueve la utilización de energías limpias, aquí López Obrador critica la entrega de permisos porque ‘afean el paisaje’.

Y como no queriendo, el dirigente nacional de la Concamin le lanzó una advertencia al señalar que nadie puede enfrentar solo el reto de impulsar el desarrollo del país, luego de solicitar entablar un diálogo respetuoso para lograr los acuerdos necesarios en beneficio de la sociedad mexicana.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario