Por Ramón Mendoza S.

 

“Una caída del 80 por ciento registra, en lo que va de este mes, la actividad inmobiliaria. Sobre todo en la zona sur de Tamaulipas, nadie compra, nadie vende, porque tienen recelo, afectando a la actividad notarial en diversas zonas geográficas”, dice el presidente del Colegio de Notarios Públicos en Tampico, Carlos Pérez Hernández.

Señalo que los fedatarios públicos de la zona conurbada reportan una muy baja actividad inmobiliaria. Y si el año pasado fue difícil la situación económica y tuvieron una disminución en su actividad porque está contraído el mercado, en este primer mes de año se ha agudizado la problemática.

“No hay actividad inmobiliaria. Está contraída la economía. No hay compra-venta, no hay nada. Está bien contraído el mercado, es muy bajo el número de operaciones. En un parámetro ahorita en el mes de enero bajó un 80 por ciento, es mucho”, dijo.

Inquirido sobre las alternativas que tienen, señaló que hasta el momento no tienen ninguna, pues una de las cosas sería bajar más los costos de los trámites, pero tampoco les convendría.

“Lo que sucede es que la gente tiene miedo de invertir, en comprar, en vender, esa es la realidad de las cosas, prefieren no hacer operaciones por las razones que ustedes conocen”, refirió, para así concluir: “Al no haber actividad inmobiliaria, repercute en todo; y el empleado es quien también sufre las consecuencias. Por eso hay que tomar en cuenta que a veces tiene que despedir personal y la queja generalizada es la falta de trabajo, pues las empresas que requieren de servicios notariales no les dan trabajo y ellos generan cerca de 400 empleos”.

Deja un comentario