Se eleva a 118 casos positivos la presencia del Covid-19 en México; hay un deceso

354

Por Juan Sánchez-Mendoza

 

La cifra de casos positivos de coronavirus (Covid-19) en el país, aumentó a 118 en tan sólo un día; ya se registró el primer deceso (Ciudad de México); hay 314 casos sospechosos, 787 han resultado negativos y 3 recuperados, reconoce la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud.

El 59 por ciento corresponde a varones y el 41 a mujeres; y de ellos el 91% han sido tratados ambulatoriamente, mientras el resto recibe atención hospitalaria.

En cuanto a los casos confirmados hasta la víspera, acorde al informe

técnico de esa dependencia, 11 fueron contagiados en territorio nacional y 107 mostraron la sintomatología tras arribar de otros países: Italia, España, Alemania, Francia, Singapur, Estados Unidos y Cuba.

Hacia finales de febrero, aunque 11 entraron a México desde el día 21 y hasta el 29, incluso, sólo 7 presentaron cuadros que ameritaron atención inmediata; en tanto los otros 4 lo hicieron brincando el mes.

Esto significa que en marzo se han manifestado 111 casos positivos; y eso hace suponer a las autoridades del Sector Salud, tanto federales como estatales, que durante las próximas semanas se incrementaría la cifra, por, simple y llanamente, haber empezado a propagarse el virus.

Hasta hoy –antes de que la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud a cargo de Hugo López-Gatell Ramírez actualice los datos–, la Ciudad de México aparece con 24 casos (3 más que en la víspera); Nuevo León asoma 19 (5 más que un día anterior); el Estado de México, tiene 10; Puebla 9; Yucatán 8; Querétaro 7; Jalisco y Quintana Roo, 6 cada cual.

Guanajuato 4; hay 3 en Durango y 3 en San Luis Potosí.

Con 2 casos (por estado): Baja California, Guerrero, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Veracruz.

Y con 1 (también por entidad): Aguascalientes, Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Colima, Sonora y Tabasco.    

La cantidad de estados afectados también creció. A 24.

Y se prevé que la propagación continúe, sin ser alarmistas durante las próximas semanas.

Por ello es importante atender las recomendaciones de aislamiento e higiene que recomiendan las autoridades de Salud y la disponibilidad que tenga cada uno de los gobernadores para enfrentar la epidemia con acciones directas de protección a la sociedad, como aquí, en Tamaulipas, lo hace el mandatario Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Ayer, en este mismo espacio, le comenté que México, prácticamente, ya brincó la primera etapa, que es cuando aparecen números reducidos de infectados que contrajeron el virus fuera del país.

En la segunda fase se empiezan a detectar infecciones del virus entre personas dentro del territorio nacional (hay 11 casos positivos, hasta hoy), sin que necesariamente hayan tenido contacto con pacientes contagiados en el extranjero. Y en el período de transmisión local el coronavirus podría incrementar (rápidamente) el número de casos  positivos, por lo que deben tomarse medidas como suspensión de clases e implementación del trabajo a distancia o home office, la cancelación de eventos masivos como conciertos y cese de actividades en espacios cerrados como cines o bares.

Según la misma dependencia, esta fase puede transitarse entre 40 y 50 días después de la detección del primer caso.

Pero los gobernadores se adelantaron a su implementación, porque la vida de sus conciudadanos está en riesgo.

Sobre todo cuando se advierte que en los próximos días se registre la tercera fase (etapa epidemiológica), que es cuando el virus afecta a miles de personas en varias localidades y por su urgencia se ponen en marcha protocolos sanitarios más drásticos como la cuarentena generalizada.

El mismo López-Gatell reconoció que la epidemia puede durar en el país hasta 12 semanas.

Incluso, la misma Secretaría de Salud estima que en su contingencia la epidemia podría alcanzar hasta a 10 mil 528 personas que, por su gravedad, ameritarían atención en terapia intensiva. 

Ciertamente, repito, tan sólo de pensar en ello da escalofrío.

Pero si actuamos con madurez y responsabilidad, el al sería menor.

Deja un comentario