CUADRANTE POLITICO

 

Por Fernando Acuña Piñeiro

 

Este sábado, el cuarto informe tamaulipeco mostró su abierta discrepancia con la cuarta transformación obradorista. Cabeza fue enfático en sus diferencias con el Gobierno de AMLO, al menos en dos puntos fundamentales: en la nueva política de salud federal (la centralización del INSABI), y en el rubro de la distribución presupuestal, exigiendo un nuevo Pacto Federal.

Aunque no aceptó públicamente que tiene aspiraciones para ocupar la máxima dirigencia del PAN, tal y como los medios del país comentaron en la víspera, el gobernador Francisco Cabeza de Vaca sí utilizó muy bien un foro de resonancia nacional (como son este tipo de eventos), para  posicionarse como el primer opositor político panista en el país, muy superior incluso al dirigente nacional de su partido, Marko Cortés.

O sea, lo que no aceptó verbalmente sí lo proyectó en los hechos: Cabeza va por un espacio de ligas mayores. Este sábado lo dejó más que demostrado.

¿Qué ocurrirá en lo sucesivo? Eso nadie lo sabe. Pero lo que sí es una realidad, es que CV trabaja y hace política, sobre un proyecto de orden nacional. Quiere la máxima dirigencia del PAN y después la candidatura presidencial.

El cuarto informe del gobernante tamaulipeco se convirtió así en un espacio donde Cabeza ejerció, según lo dijo, su libertad de no estar de acuerdo con las políticas de la actual administración pública federal.

“Como el mismo Presidente de la República lo ha dicho –dijo CV–, es válido disentir, por lo que aprovecho el ámbito de libertad que él mismo se ha comprometido a garantizar, donde continuaremos señalando todo aquello que trastoque la soberanía del estado, o que simplemente afecte a nuestra gente o a Tamaulipas”.

Como ya lo habíamos adelantado en esta colaboración editorial, los rubros que mayormente presumió Cabeza en su cuarto informe fueron los de seguridad, así como las vertientes de inversión extranjera y nacional.

“Con una inversión de más de tres mil millones de pesos, para la construcción de la red de video vigilancia, que sumará a más de cuatro mil video cámaras. Ahí también sumaremos arcos de seguridad en nuestras carreteras”, dijo el mandatario estatal.

Dijo que en el programa social de Unidos por Tamaulipas, se ha beneficiado a más de un millón 400 mil tamaulipecos, con una inversión superior a mil millones de pesos. También señaló que se ha mejorado el urbanismo tamaulipeco, invirtiendo en servicios y vialidades urbanas, vivienda y espacios para el deporte y la recreación.

“He diferido del modelo de coordinación, planteado por el Gobierno de la República, porque estoy convencido de que transferir a la Federación los bienes y recursos para la salud, que tanto esfuerzo y recursos estatales le han costado a los tamaulipecos, no es la solución en este momento, para mejorar la atención médica”.

Y fue todavía más explícito en su desacuerdo, al señalar: “La descentralización significa alejar el servicio de salud de donde están las necesidades, de donde están las respuestas, de donde deben de estar las soluciones”.

“Es mi responsabilidad –dijo– cuidar los recursos de los tamaulipecos, y estos hospitales y clínicas pertenecen al estado (entidad federativa), por lo que no puedo regalarlos a la Federación, como que si estuvieran sujetos al manejo discrecional”.

Destacó también el Gobernador una inversión de más de 54 millones de pesos, aplicada para atender los casos de los niños autistas, rubro en el cual brindó un reconocimiento a su esposa Mariana (Gómez Leal), quien, aseguró, tuvo un papel fundamental en ese logro.

El renglón donde también se lució fue el de la inversión extranjera en el estado. Documentó que en el cuarto trimestre del 2019, el flujo de la inversión extranjera directa en Tamaulipas fue de más de cinco mil millones de dólares.

Se congratuló que la entidad ocupa actualmente el quinto lugar entre los estados del país, que ocupa mayor inversión extranjera. Así lo indican, sostuvo, los datos de la Secretaría de Economía  federal.

Estos éxitos se complementan, según dio a entender, con los de la actividad comercial, donde al final del año pasado Tamaulipas llegó a ocupar la quinta posición nacional en materia de exportaciones.

Cabeza habló también de logros en rubros como el turístico, y el segundo lugar nacional en el tema de la energía eólica, así como también en el renglón de las exportaciones.

La esencia del cuarto Informe cabecista, fue de posicionarse como el primer gobernador opositor del país. Habrá que ver qué sigue, en la relación del régimen obradorista con el cabecismo tamaulipeco.

 

Envía Gerardo Peña a diputada Roxana

Pudiendo lucirse él mismo como el que respondiese el Cuarto Informe del gobernador Cabeza de Vaca, el coordinador de la bancada panista, Gerardo Peña, tuvo la sensibilidad política para enviar a la legisladora panista por Río Bravo, Roxana Gómez Pérez.

Ello habla de que GP es prudente y prefiere alejarse del protagonismo, cediéndoles el espacio a las mujeres, como en este caso ocurrió.

Dicen que uno de los secretos de la política es saber cuándo y dónde hacerse notar. Nos parece que este sábado GP envió un buen mensaje de mesura y de discreción. Se vio bien.