“Enlace Político”                                                                  10 Enero 2020

Por: Alejandro Govea Torres

          Tuvo mucha razón Carlos Urzúa Macías cuando aseveró que en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador: “se toman decisiones sin sustento en materia económica y sobre todo sin tomar en cuentas los efectos”, luego de renunciar como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en julio del año pasado.

          Hay muchos ejemplos que demuestra con toda claridad que el gobierno federal trabaja “sin ton ni son”, como ocurrió recientemente con las cuotas de recuperación de los servicios médicos del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Sebien), puesto que ni siquiera se preocuparon por tener listas las reglas de operación, cuya omisión generó airadas protestas de los pacientes y sus familiares en todo el país.

          Se quejaron de que además de comprar las medicinas porque continúa el desabasto en clínicas y hospitales del Sector Salud, ahora deben de pagar el doble y en ocasiones el triple de las cuotas que se cobraban en el Seguro Popular, cuyo programa duró 18 años.

          A propósito, padres de familia de niñas y niños con cáncer afirman que continúa el desabasto de medicamentos imprescindibles para los tratamientos que tienen sus hijas e hijos que padecen esta enfermedad, pero sobre todo califican de inhumano que la exoficial mayor de la Secretaría de Salud (SS), Raquel Buenrostro Sánchez, haya presumido que en la compra consolidada de medicamentos se hayan tenido ahorros por 5 mil 466 millones de pesos y la entrega sea hasta el próximo mes de abril.

          ¿Qué va a pasar en este tiempo?, cuestionan los padres de familia que temen que sus hijas e hijos tengan una crisis por la falta de medicamentos, incluso algunos señalan que ojalá no se registre ninguna muerte de algún menor por la negligencia de los colaboradores del presidente López Obrador.

          Incluso, se sabe que el doctor Carlos Leal Leal, especialista en oncología del Instituto Nacional de Pediatría (INP), denunciará formalmente a las autoridades del Sector Salud por la falta del medicamento “infosfamida”, fármaco indispensable para el tratamiento de niñas y niños con cáncer.

          Reveló que se esta utilizando un medicamento sustituto que no tiene la misma efectividad que la “infosfamida”, por lo que el tratamiento retrasa la recuperación de la salud de los menores.

          De regreso con la política de “sin ton ni son” del gobierno federal, otro ejemplo que ha causado el perjuicio de las clases más necesitadas fue la eliminación del programa de Estancias Infantiles, puesto que no sólo perjudicaron a las madres trabajadoras, sino también genero la pérdida de cientos de empleos de personas capacitadas para la atención y educación de los menores.

          También la construcción del Tren Maya causará un fuerte impacto ambiental en la Selva Lacandona de Chiapas, cuya obra en forma aparente tiene el apoyo de los pueblos indígenas luego de una cuestionada consulta popular, es decir “sin ton ni son” se realizará por el capricho del tabasqueño.

          Es por eso, que el economista Urzúa Macías tuvo mucha razón en señalar que en la administración de López Obrador: “se toman decisiones sin sustento en materia económica y sobre todo sin tomar en cuentas los efectos”, luego de renunciar como titular de la SHCP.

          En temas más amables, el rector José Andrés Suárez Fernández reitero su compromiso de superar los indicadores de calidad educativa y fortalecer el trabajo social que realiza la UAT en favor de la sociedad tamaulipeca, durante el tradicional convivio de año nuevo con directores y funcionarios universitarios.

          Suárez Fernández aprovechó la reunión para dar a conocer los objetivos alcanzados en su gestión como vicepresidente del Consorcio de Universidades Mexicanas (Cumex), debido a que se han logrado acuerdos para mejorar no sólo los planes de estudio para estudiantes de educación superior, sino también en la búsqueda de fomentar la investigación en áreas productivas.

          También reveló que se han alcanzado programas educativos y planes financieros para el beneficio de maestros y alumnos de educación superior, sobre todo de aquellos que buscan seguir preparándose en sus respectivas ramas.

          Por último, vaya “coscorrón” que dio el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, a varios colaboradores del presidente López Obrador, cuando denunció que no respetan la presunción de inocencia consagrada en la constitución mexicana, ya que sin decir nombres criticó el protagonismo de Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, así como también el de Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), quienes sin tener pruebas fehacientes dan a conocer los nombres de los presuntos culpables.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario