POR: ALEJANDRO GOVEA TORRES

 

La defensora de derechos humanos, Yndira Sandoval Sánchez, presentó la plataforma denominada “Nosotras tenemos otros datos”, en donde organizaciones y colectivos feministas darán a conocer cada lunes las cifras de la violencia contra las mujeres en el país, además de vigilar que se apliquen los presupuestos en programas para la protección, asesoría y orientación de las víctimas ante la posibilidad de que sufran más recortes por la llamada austeridad republicana.

En la integración de la plataforma participaron las diputadas federales Cynthia López Castro del PRI, Martha Tagle Martínez del MC y Lorena Villavicencio Ayala de Morena, además de activistas y artistas que buscan demostrar el grado de violencia que sufren las mujeres, sobre todo después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador negó que haya crecido el número de víctimas de lesiones y homicidios durante la cuarentena a causa del coronavirus.

Luego de que se anunció la integración de la plataforma, varias activistas señalaron que urgía dar a conocer cifras reales de la violencia de género que hay en el país, como fue la titular del colectivo “No te calles”, Maritza Román, quien confía en que este movimiento permita denunciar y documentar la ausencia de políticas públicas a favor de las mujeres.

Por su parte, Wendy Figueroa Morales, directora de la “Red de Refugios”, lamentó que el gobierno federal haya recortado el presupuesto a los Centros de Atención a la Mujer Indígena (AMIS), debido a que son las más vulnerables de la violencia de género porque se siguen rigiendo los “usos y costumbres” en los municipios donde viven, sobre todo en Chiapas y Oaxaca.

A propósito de recortes, la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), que preside la doctora Mara Gómez Pérez, se encuentra en “banca rota” luego de que le fue recortado el presupuesto de este año y no ha podido solventar varios compromiso financieros y contables.

Gómez Pérez asumió la CEAV apenas en diciembre del año pasado con el compromiso de que se le iba apoyar no sólo para cumplir con los pendientes de sus antecesores que habían sido demandados precisamente porque carecieron de presupuesto, sino también para apoyar a las víctimas tortura, desaparición forzada, detención arbitraria, feminicidios, entre otros delitos.

La CEAV debe pagar contratos por más de 121 millones de pesos, además de las rentas de los edificios donde tienen sus oficinas, sin dejar de mencionar los 46 juicios laborales que enfrenta luego del recorte del personal acorde a la llamada austeridad republicana.

De regreso a la plataforma: “Nosotras tenemos otros datos”, no hay duda de que organizaciones y colectivos feministas no darán tregua a la administración del presidente López Obrador, puesto que cada lunes difundirán las cifras en torno a la violencia en contra de las mujeres en el país, así como también sí los programas a favor de las víctimas de la violencia tienen el presupuesto necesario para cumplir con cada una de sus metas.

Lógicamente, que el político tabasqueño tratará de desvirtuar las acciones de las organizaciones y colectivos feministas, ya que no tolerará los “otros datos” que darán a conocer todos los lunes acerca de la violencia que sufren las mujeres en nuestro país.

Por otra parte, pero sin dejar el tema de la violencia en contra de las mujeres, el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdoba Vianello, sostuvo el pasado lunes una videoconferencia con varias legisladoras, encabezadas por la presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Laura Rojas Hernández.

El encuentro se organizó para analizar el avance de la llamada armonización de la reforma en materia de violencia política de género, puesto que persisten las descalificaciones en contra de las mujeres que se han dedicado a las actividades políticas, pero también para que se respeten los acuerdos en torno a la paridad durante la reelección legislativa en el 2021.

En el ámbito local, la consejera del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM), Nohemí Argüello Sosa, sostuvo también una serie de videoconferencias con varios periodistas para analizar la reforma en materia de violencia política de género, ya que en las notas informativas o columnas se incluyen declaraciones que contienen calificativos ofensivos en contra de las mujeres.

Argüello Sosa señaló que los calificativos ofensivos y denigrantes se dan más en las redes sociales, pero no se puede hacer nada porque todavía no están reguladas, aunque existen recursos técnicos para conocer quién o quiénes los generaron y los difundieron.

Por último, resulta preocupante que se haya rebasado la cifra de los 10 mil decesos por el coronavirus en el país, pero todo parece indicar que el número de contagios comienza a ceder, por lo que ahora más que nunca se requiere que ciudadanas y ciudadanos que han dejado atrás “la cuarentena”, extremen sus medidas de seguridad para no contraer el virus y lograr salir de la crisis sanitaria a causa del coronavirus.

Correo electrónico: [email protected]