Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología han presentado deficiencias en el control de usos de recursos públicos durante la actual administración.

Ambos organismos tienen pendientes de aclarar el uso de más de 378 millones de pesos de acuerdo con los datos que proporciona la Auditoría Superior de la Federación.

El monto pendiente de aclarar es más de 11 millones de pesos de la FGR mientras que unos 367 millones de pesos son del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

Por otro lado la FGR ya investiga a la directora del Conacyt María Elena Álvares Buylla quien fue denunciada desde hace más de un año por desacato a un mandato judicial.

Deja un comentario