El líder del opositor Azul y Blanco, Benny Gantz, espera unirse al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, para llegar a compromisos antes de la fecha límite del 11 de diciembre, y formar un gobierno que evite la realización de la tercera elección parlamentaria en este país en menos de un año.

Fuentes cercanas a Gantz, informaron a The Jerusalem Post, que Netanyahu se comprometió a dejar de insistir en gobernar los dos primeros años en un posible gobierno de unidad y hacerlo solo durante uno, para después ser relevado por Gantz.

De acuerdo al diario, con este acuerdo Gantz sería criticado por sus compañeros de partido Yair Lapid y Moshe Ya’alon, quienes le han advertido que es una trampa.

Si se logra ese acuerdo, Gantz le pediría a Lapid y Moshe quedarse fuera del gobierno mientras Netanyahu es primer ministro, para después unirse a su equipo que gobernaría dos años. Los informantes dijeron a The Jerusalem Post que esto evitaría divisiones internas en Azul y Blanco.

El negociador del partido Likud de Netanyahu, Yariv Levin, declaró que “la responsabilidad recae en Gantz, quien debe dejar de trabajar para Lapid y tenerle miedo”.

Las redes sociales de Likud respaldaron a Levin y su informe de que han aceptado “grandes concesiones, pero Lapid todavía está haciendo todo lo posible para frustrar un gobierno de unidad.

Lapid respondió también en sus redes sociales donde aseguró que si “Bibi (Netanyahu)” acepta ser el segundo en la rotación de un gobierno de unidad, “mañana habrá un gobierno”.

La posible salida tras semanas de infructuosas negociaciones llega después de que miembros del Likud y del opositor Azul y Blanco, se reunieron este domingo durante casi tres horas sin lograr avances a 10 días de que concluya el plazo que tiene el Knéset (parlamento) para formar gobierno y evitar la tercera elección en menos un año.

Lapid fue despedido en 2014 junto con la entonces ministra de justicia,Tzipi Livni, de su puesto como ministro de Finanzas pues Netanyahu consideró que “tenían una alianza secreta en su contra”.

Livni y Lapid se habían opusieron a las medidas promovidas por Netanyahu para construir más asentamientos judíos en territorios palestinos.

Deja un comentario