Última oportunidad, quédese en casa, advierten AMLO y Secretaría de Salud

310

Por Juan Sánchez-Mendoza

Aunque las cifras de contagio en México son menores, todavía, respecto al coronavirus, que ha infectado a más de 661 mil personas (de 193 países) y cobrado más de 30 mil decesos –entre ellos: Estados Unidos, Italia, China, España, Alemania y Francia, por citar a los más golpeados–, la Secretaría de Salud hace un nuevo llamado a la población para resguardarse en casa, bajo la advertencia que es la última oportunidad de detener la propagación.

Lo dijo (ayer) el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, tras informar que suman 848 casos positivos y 16 muertos; además de 2 mil 623 casos sospechosos y 4 mil 341 negativos registrados ¡en las 32 entidades de la República Mexicana!

Esto significa que no habría rincón en el país a salvo de la epidemia, si acaso la población sigue desestimando las precauciones recomendadas. Y sobre todo ‘retando a la muerte’.

Siete decesos han ocurrido en la Ciudad de México, 3 en Jalisco, 2 en San Luis Potosí, y 1 –por entidad– en Quintana Roo, Michoacán, Hidalgo y Durango, de acuerdo con el reporte (más reciente) de la Dirección General de Epidemiología.

Encabeza la lista de casos confirmados la Ciudad de México (177) y le siguen el Estado de México (85), Jalisco (82), Nuevo León (64), Puebla con 52; y el resto no brinca las cuatro decenas.

Con 38 aparece Yucatán; Guanajuato registra 37; Quintana Roo, 33; y, con menos Tabasco (27), Querétaro (25), Veracruz (23); y con 20, San Luis Potosí y Baja California.

Hay 19 casos confirmados en Aguascalientes; 17 en Michoacán; 15 en Coahuila; 14 en Sinaloa; 12 en Hidalgo y otros 12 en Oaxaca; mientras con 10 aparecen (cada cual) Guerrero y Sonora.

Baja California Sur reporta 9; Durango 7; Chiapas, 6, igual Tamaulipas y Chihuahua; Nayarit aparece con 5; con cuatro (cada por estado) Tlaxcala, Zacatecas y Morelos; con 3, Campeche; y hay 2 en Colima.

Como se puede apreciar, las estadísticas aún no son alarmantes. Pero hay que considerar que el contagio apenas empieza a manifestarse. Y esto precisamente es lo que pone en alerta a las autoridades sanitarias, pues de aparecer el brote lo más seguro es que haya otros contagiados que hasta a la distancia de días presenten la sintomatología.

Tan así lo advierte la Secretaría de Salud que, adelantándose al último reporte, el presidente Andrés Manuel López Obrador recomendó no salir de casa evitar contagios.

Dijo: “Yo he dicho y lo creo, de que más que los hospitales, tenemos que cuidaros nosotros mismos, es mejor prevenir que lamentar, y por eso mi insistencia en que nos protejamos nosotros mismos y mi insistencia a que es el momento de la comunicación y la solidaridad familiar, de la fraternidad de nuestras familias, que cuidemos a nuestros adultos mayores, les pido eso de manera encarecida”.

Sobre todo porque son los más vulnerables ante la epidemia, ha dicho la organización Mundial de la Salud (OMS), que, por cierto, decretó que los Estados Unidos es hoy el epicentro del contagio.

Ante esa precisión, López-Gatell Ramírez advirtió en la víspera:

“La única manera de reducir hoy la transmisión, es quedándose en casa, de forma masiva y durante un período estipulado de un mes”.

O sea, de aquí al día último de abril?

Hace días el mismo funcionario dijo que se requerían 12 semanas de aislamiento tras manifestarse el primer brote –ocurrió el 21 de febrero–, y, por esto, la Secretaría de Educación Pública (SEP) suspendió actividades en todos los niveles educativos a partir del 20 de marzo, pero los gobiernos estatales ante la gravedad del caso decidieron hacerlo desde una semana antes.

Y en esto le llevan ventaja al Gobierno Federal.

Más en los 6 estados que comparten 3 mil 169 kilómetros de frontera con la Unión Americana, involucrando a California, Arizona, Nuevo México y Texas (Estados Unidos), como a seis entidades nacionales: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Por tanto, la advertencia de quedarse en casa, como ‘última llamada’, para evitar mayor propagación del virus, no debe ser desatendida, pues sé que fie a su costumbre, el mentado ‘Peje’ tiene otros datos que quizá no se atreva a relevar porque de lo contrario abonaría a la psicosis.

Más ahora que el país vecino del norte está considerando el núcleo de mayor propagación del coronavirus.

Y que conste, aún no aparecen en la frontera norte del país infectados al por mayor, cuando se supone una convivencia diaria entre los estados de uno y otro país.

Así que que no hay que echar en saco roto la advertencia de que es la última oportunidad de contener el riesgo de contagio masivo.

    

Deja un comentario