Un acto criminal

221

Por Juan Antonio Montoya Báez

 

El Periódico Oficial emitió el decreto donde establece las acciones que se seguirán para enfrentar la epidemia que se nos viene encima, pues apenas empiezan a sentirse los primeros síntomas y algunos sectores lucen paralizados por las medidas que se toman en el país.

El gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca decreta que se utilizarán todos los recursos humanos y técnicos del sector público y privado para atender a las personas afectadas por el Covid-19.

El primer punto contempla recurrir a los elementos auxiliares, recursos médicos de asistencia social y privado existentes en las regiones afectadas.

El mandatario también anuncia la compra inmediata de equipo médico, agentes de diagnóstico, material quirúrgico, de curación y productos higiénicos y todas las mercancías que sean necesarias.

Las compras se realizarán sin licitación pública por las cantidades y conceptos que se necesiten. En el caso de las medicinas se solicitará el apoyo de la Secretaria de Salud para su importación.

En Tamaulipas todos los días se mueven las cifras, pero también surge información de las acciones que se realizan, como este decreto que además busca evitar la especulación de precios o acopio de materiales.

Bien que se dice que en la política no hay espacios vacíos, la administración estatal trabaja en las acciones preventivas para contener el coronavirus, siempre dando un paso adelante, como en el cierre oportuno de escuelas.

Hacen falta más acciones federales en Tamaulipas y no las que promociona el delegado José Ramón Gómez Leal, como la entrega de apoyos federales a los ancianos en eventos multitudinarios que los convierte en actos de promoción política y los expone a contraer enfermedades. Es un acto criminal exponer la salud de los ancianos.

Tampoco las noticias que anuncian los diputados federales de MORENA, Erasmo González y Olga Sosa Ruiz, cuando informan el adelanto en participaciones por más de 700 millones de pesos para atender la pandemia.

Son bienvenidos, pero sólo son un adelanto de tres meses del ramo 33 de Salud, es decir no son apoyos adicionales, es dinero que hará falta más adelante, quizá cuando la epidemia esté en el pico de contagios, cuando más recursos se necesitan.

Es cierto, todos los recursos son bienvenidos y el adelanto en las participaciones permitirá al estado adquirir las medicinas y equipamiento tan necesario que contempla el decreto del mandatario, pero se necesitan apoyos concretos y no adelantos que más adelante provocarán un déficit presupuestal.

Por cierto, el mandatario demandó el registro y control de ingreso de los repatriados como una medida de control y de contención del coronavirus ante la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

En el país hacen falta acciones más firmes para apoyar a los ciudadanos, los empresarios necesitan mantener sus industrias y comercios, esperan ansiosos las medidas económicas que anunciará el Gobierno federal, sin embargo el SAT permanece inflexible y mantiene su exigencia en el pago de impuestos.

Es cierto en las declaraciones anuales son de las ganancias del 2019, pero esos recursos son para mantener empleos y pagar sueldos en el presente. La pandemia es en el 2020 al igual que el cobro de impuestos.

Por cierto, la Secretaria de Salud informó que las pruebas realizadas a una paciente que falleció en Reynosa resultaron negativas a Covid-19, por lo que descartan decesos por la enfermedad, al mismo tiempo que confirmaba tres nuevos casos con lo que ya son 11.

Bueno, por hoy es todo.

Adiós y aguas con los patinazos…

Contacto: patinadero@hotmail.com

Deja un comentario