Ciudad de México.- Los Dallas Cowboys y los New England Patriots, dos de los equipos que suelen ser de poca o nula simpatía para los seguidores de otros equipos, se enfrentarán el domingo en el Gillette Stadium, en un duelo que resultará vitamínico para ambos.

Para los Pats y Tom Brady será la confirmación de que con su quarterback estrella en los controles, le han tomado la medida a los Vaqueros, pues en cuatro compromisos entre este par siempre ganaron los de Boston, Massachusetts.

En la otra cara de la moneda, el equipo de la estrella solitaria ha tomado este compromiso como uno que les permitirá saber para qué están en esta temporada, pues Nueva Inglaterra por supuesto representa un rival top.

Para el coach de Dallas, Jason Garrett, la idea de derrotar a Patriots es para validarse como el contendiente que se suponía serían al comenzar la actual campaña.

“Por supuesto que siento que un partido como éste es una declaración de la clase de equipo que queremos ser y del que seremos el resto del año”, reconoció durante la semana el ala defensivo DeMarcus Lawrence.

“Se trata de construir. Ahora mismo estamos en un punto en el que debemos jugar partidos completos consecutivos para poder llegar a donde queremos estar”, agregó.

Y es que el dato respecto a la actual marca de los Vaqueros es claro y contundente: de las seis victorias que (6-4) suman en 2019, sólo una ha sido contra un equipo que actualmente no tiene marca perdedora, los Philadelphia Eagles (5-5), y de sus cuatro derrotas, tres han sido ante escuadras con registro positivo, de ahí que el compromiso sea un verdadero parámetro.

 

Deja un comentario