Por Ramón Mendoza S.

 “Las marcadas reducciones presupuestales contempladas en el paquete económico del 2020, para el campo, está obligando a los agricultores y productores locales de la zona centro de Tamaulipas a buscar nuevas alternativas de desarrollo”, afirmó la regidora Gladys Nery Enríquez Velázquez.

Como presidenta de la Comisión de Bienestar Social del Cabildo (de Victoria), dijo esperar “con gran perspectiva la forma en que se podrá tener acceso a dichos recursos, que a partir del segundo bimestre del año en curso el Gobierno Federal comenzará a liberar”.

Y tajantemente comentó:

“Estamos en espera, a ver cuántos programas son abiertos para este 2020, no sólo para el campo, sino para todo el sector social de los municipios, debido a los recortes anunciados por la Federación para poder así bajarlos y con esto seguir llevando apoyo a los más necesitados”.

Mientras sucede esto, los sectores sociales urbanos y rurales están siendo obligados a formar un frente amplio de productores agrícolas, pescadores, acuicultores y ganaderos, para luchar por modificar las nuevas reglas de operación que apenas vienen, aun sin conocerlas.

De los aspectos negativos contemplados en el  presupuesto a ejercer para el 2020, la regidora señaló la reducción de recursos de más del 29 por ciento a la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, la cual, si se le suma la reducción de recursos del 2019, tendrá ya 30 mil millones de pesos recortados entre 2019 y 2020. El diagnóstico del sector agropecuario a nivel nacional muestra dificultades en la producción por los altos costos, y poca competitividad ante las importaciones.

Aunado a lo anterior, las unidades de producción muestran una gran heterogeneidad, envejecimiento de la planta productiva, pocas capacidades financieras y técnicas, así como de comercialización.

“Hay que destacar que Tamaulipas, que es líder en varios productos agrícolas, como la naranja, limón, papaya, sorgo y maíz entre otros, no salga tan castigado”, concluyó.

Deja un comentario