Expediente

  Por Azahel Jaramillo H.

 

Uno.– El centro de Ciudad Victoria vive hoy sus peores días. Baches justo a media cuadra del Centro Cultural Tamaulipas. Así tenemos que el regidor Francisco González Tirado, presidente de la Comisión de Desarrollo Económico y Turismo, lo dice con todas sus letras: “la calle Hidalgo está en el total abandono, lo que ha provocado cierre de negocios y desempleo”.

González Tirado por ello le pide al alcalde, doctor Xico González Uresti, no hacer oído sordos a los reclamos de la ciudadanía y del sector comercial de la ciudad.

Y precisa: “Vamos a seguir haciendo presión para que el presidente municipal, Xicoténcatl González Uresti, ojalá escuche a los empresarios y a los ciudadanos y ponga énfasis en esta arteria comercial de la ciudad”.

“La calle Hidalgo es un desastre, debe haber un ordenamiento, ponerle orden a la calle Hidalgo porque ni siquiera hay botes de basura, mucho menos recarpeteo de la cinta asfáltica”, acusa el integrante del Cabildo victorense.

Si bien hay que decirlo con todas sus letras, hasta hace un año en las charlas de café, cuando se hablaba de las fallas, omisiones y promesas incumplidas de los alcaldes de la capital –que todos sin duda han tenido fallas–, casi todo mundo estaba de acuerdo en una cosa: el que se llevaba las más bajas calificaciones era Arturo Diez. Bueno, pues quien ya se ganó sin discusión el trofeo del peor alcalde, es Xico González Uresti.

 

Dos.– Pues ahí tienen que el rector José Andrés Suárez Fernández concurrió a la ceremonia de graduación de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, campus Victoria.

Ahí el rector de la UAT dirigió un mensaje a los egresados. Les dijo: “Para mí la graduación es el acto más importante de la Universidad. Y hoy celebramos con mucho gusto este evento, que es la manera en que la institución, las maestras y maestros, el personal administrativo, demuestran lo que se hace en la Universidad cuando ustedes egresan, que son el producto de todo un gran esfuerzo.

“Y ahora que terminan esta etapa de su formación, van ustedes a ejercer una carrera, a ejercer sus conocimientos, van a aplicar lo aprendido, van a tener competencias y queremos que al servir a la sociedad, lo hagan con el corazón, para el bien del prójimo”.

El rector expresó que siempre es emotivo en la Universidad poder ver la despedida de los alumnos que culminan sus estudios. “Ustedes van a salir adelante porque tienen herramientas para resolver problemas. Y como dice la misión de la UAT: formar profesionistas útiles para la sociedad, a la que a ustedes les toca mejorar, y es ahí donde va a estar el gran reto”.

 

Tres.– Pues les comparto que para los lideres del Partido del Trabajo, el PT, en Tamaulipas se incumple con la transparencia por parte del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información, al pisotearse los principios de certeza, eficacia, independencia, objetividad, profesionalismo, legalidad e imparcialidad.

El comisionado político, Arcenio Ortega Lozano, y el coordinador estatal del PT, Alejandro Ceniceros Martínez, declararon que la cercanía y afinidad de los tres nuevos comisionados del ITAIT con el actual Gobierno de Tamaulipas “afecta al organismo responsable de garantizar el derecho de acceso a la información”.

Ambos dirigentes hacen referencia a Dulce A. Rocha Sobrevilla, Humberto Rangel Vallejo y Rosalba l. Robinson Terán.

Los dirigentes del PT argumentan que Rocha, el 19 de febrero de 2018, asumió como secretaria General del Comité Directivo Estatal del PAN.

Respecto a Humberto Rangel, ha sido diputado local en dos ocasiones por el Partido Verde, ‘aunque muy alineado al panismo’.

En cuanto a Rosalba Robinson, fue funcionaria del Gobierno estatal desempeñándose como coordinadora general del Centro de Rehabilitación y Educación Especial, y Directora de Atención a Personas con Discapacidad.

De acuerdo a estos antecedentes, Ortega Lozano dijo que “estos hechos atentan contra la autonomía del órgano garante del derecho de acceso a la información, así como la imparcialidad e independencia exigidas, al no ser ajenos ni extraños a entes gubernamentales a quienes aparentemente han de vigilar y sancionar.

“Los comisionados tienen tal cercanía con las autoridades que es difícil pensar que el ITAIT será independiente, autónomo”, precisa Alejandro Ceniceros.

Además, en el procedimiento de designación no se garantizó la transparencia, independencia y participación de la sociedad, según requiere el artículo 27 punto 6 de la Ley local respectiva.

Nos vemos.

Deja un comentario