Como alcaldesa sustituta de Victoria, María del Pilar Gómez Leal tiene ante sí una verdadera ‘papa caliente’. Pero su proyecto no lo basará en acusar a su antecesor –aunque hay coincidencia poblacional de que debería fincarle cargos–, sino en tratar de corregir los errores para rescatar al municipio del abandono a que fue sometido en los dos últimos años.

Ella está consciente de que la administración municipal presenta grave desorden financiero; yerros en la prestación de servicios públicos; fracturas evidentes en el Cabildo; incapacidad de los altos mandos burocráticos y un fuerte conflicto con los asalariados, entre otros padecimientos.

Pero antes de tomar decisiones al respecto, hará un balance de cómo encuentra al Ayuntamiento: “Si queremos resolver un problema, primero hay que admitir que lo tenemos”, dijo en conferencia de prensa, posterior a la protesta que le fue tomada como alcaldesa sustituta.

Adelantó Pilar que no tiene la intención de hacer cambios inmediatos de directores de área, pues hay que darle oportunidad a quienes ya están a cargo, aunque sí admitió que será asesorada por otros personajes, de los que, por cierto, no reveló nombres.

Una de sus principales tareas, que hoy inician, será detectar todas las conductas financieras, humanas, administrativas y logísticas que provocan esos problemas, a fin de realizar una reingeniería de los servicios públicos, como son la recolección de basura, el suministro de agua potable, el mantenimiento y conservación de los espacios y el alumbrado públicos.

Interés especial le merece la deplorable situación de las arterias viales que tanta molestia causan a los ciudadanos, pero está confiada en que con el apoyo del Gobierno estatal Victoria podrá contar con los recursos necesarios para “esta gran cruzada que hoy iniciamos por el rescate de Victoria”.

Horas antes de la ceremonia protocolaria, el segundo regidor, Gerardo Valdez Tovar (MC), comentó que daría un voto de confianza a la nueva edil “pero esto –aclaró, no significa que vayan a desaparecer las críticas”; y dio de plazo un mes a más tardar para que se presenten los primeros resultados positivos.

El segundo síndico, Luis Torre Aliyán, por su parte, confirmó que nada tiene contra la alcaldesa, pero seguirá adelante con la controversia constitucional porque el cargo le correspondía al suplente.

En breve serán presentados, analizados y discutidos la Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos del 2021, por lo que anticipan acalorados debates en el Cabildo. Sobre todo, cuando asoma en puerta una reducción en las participaciones federales.

José Luis Loperena González, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Ciudad Victoria, ve con buenos ojos el cambio. Y también pide un voto de confianza para Gómez Leal.

Deja un comentario