El Subsecretario del Trabajo, Alfredo Domínguez Marrufo, destacó los avances de la reforma laboral que tiene entre sus principales cambios la democratización de la vida sindical y acabar con la extorsión en el mundo del trabajo.

Al dirigir un mensaje en la firma del convenio entre la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y el Instituto Nacional Electoral (INE), apuntó que la ausencia del trabajador en las decisiones de la vida sindical permitió la  proliferación de contratos colectivos de protección, que son más del 80 por ciento de los contratos colectivos que existen en el país.

“Contratos que son celebrados a espaldas de los trabajadores, con las prestaciones mínimas de ley que ni siquiera se revisan por año, esto significa también una afectación al salario y las prestaciones de lo trabajadores, que con esta reforma se va a terminar”.

Destacó que para garantizar el funcionamiento se va a transitar de las Juntas de Conciliación y Arbitraje a tribunales laborales que estarán adscritos a poderes judiciales tanto federal como locaes, que decidirán con imparcialidad y autonomía, y por mandato constitucional se creará el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral.

Detalló que ese centro será un organismo público descentralizado federal que se encargará de llevar el registro de cada uno de los contratos colectivos existentes en el país, de las tomas de nota y de los sindicatos, así como la verificación de todos los procedimientos de democracia sindical y aprobación de los convenios de revisión y entrará en operación el 1 de octubre de este año.

La STPS ha emitido un protocolo para para legitimar los Contratos Colectivos de Trabajo existentes, mientras ese centro federal entra en operaciones y con ello los sindicatos pueden ya programar sus consultas para aprobar los contratos por la vía del voto personal, libre y secreto.

Indicó que hasta el momento en el tema de legitimación de los contatos se suman ya 108 sindicatos registrados en la plataforma, y para realizar este proceso 133 formados.

Señaló que desde septiembre a la fecha se han llevado a cabo en 25 entidades federativas 29 eventos de consulta, con la participación de casi 40 mil trabajadores quienes han emitido su voto libre y secreto.

También se han registrado 37 eventos de consulta que se llevarán a cabo próximamente en diversos estados del país, entre febrero y marzo.

Por lo que se refiere a la modificación que tienen que hacer los sindicatos a sus estatutos para establecer las reglas del nuevo modelo para la elección libre y secreta para la elección dirigentes y aprobación de sus convenios de revisión, se tienen más de mil 660 organizaciones sindicales a nivel federal que ya ha hecho la adecuación y el reto es que los sindicatos a nivel local lo hagan también.

“Así se avanza en la implementación de nuevo modelo de democracia laboral; sin embrago, el desafío es mayúsculo, sobre todo para establecer los procesos de consulta”.

Se refirió a los “grandes sindicatos nacionales” como el del IMSS con casi 400 mil filiados, Pemex con casi 100 mil, y del más grande de América Latina con más de dos millones de afiliados: el Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), “y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación”.

Sostuvo que no se trata sólo de una reforma normativa sino del establecimiento de las bases de un cambio cultural en el mundo del trabajo.

Deja un comentario