Verástegui Ostos exhibe nuevamente su músculo, al interior y exterior del partido

224

Por Juan Sánchez-Mendoza 

Recuerdo, bien me acuerdo, que el sábado 16 de octubre de 2021, aquí en Ciudad Victoria (concretamente en el Polyforum ‘Rodolfo Torre Cantú’), por vez primera César Augusto Verástegui Ostos mostró ‘músculo’ y hasta eso, sin hablar ante los miles de asistentes que abarrotaron el recinto para animarlo a buscar la candidatura gubernamental albiceleste. 

De entonces y hasta el cierre del año, cada fin de semana se presentó en puntos estratégicos del territorio estatal, invitado por la sociedad civil, al considerar ésta que ‘El Truco’ es la mejor opción para el relevo sexenal. 

Estuvo en Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Xicoténcatl (su tierra), la zona conurbada del sur, allá en el Cuarto Distrito –o Altiplano como igual se le conoce–, Padilla, Soto la Marina (y otras localidades) mostrándose tal cual es: hombre sencillo, directo al hablar y amigo de quien quiera serlo, en toda la extensión de la palabra. 

No tuvo la oportunidad de emitir ningún mensaje públicamente para no violentar la ley electoral; pero ni falta le hizo, pues cuantitativamente fueron más de 150 mil personas las que se sumaron a su causa. 

Y sé, bien lo sé, que a partir de hoy la cifra se incrementará. 

Como secretario general de Gobierno, Verástegui Ostos hizo una labor más que aceptable entre los grupos político-sociales que mucho cuentan y, por supuesto, abonan al avance democrático, mediante diálogos directos; o al través de su gente de confianza, pero sin descuidar detalles para brindar solución a sus peticiones y/o reclamos. 

Lo comento porque, hasta ahora, no sé que ninguna persona se queje de su quehacer en la administración pública –salvo quienes por costumbre lo hacen en aras de conseguir prebendas en detrimento de otros–, pero él ha superado esos obstáculos anteponiendo la razón a la sinrazón. 

Que no es ‘monedita de oro’, lo sabemos. 

Pero sí, también, que es el aspirante más popular a la gubernatura. Y el más compenetrado con las causas sociales. 

César Augusto, según observo, en cuanto comience a hablar, de cara a sus interlocutores, ganaría mayor aceptación electoral por ser ‘raza’ y no producto de una imposición. 

Su curricular registra que fue vendedor de gas butano, agricultor de la caña de azúcar, empresario en el mismo ramo, alcalde (en dos ocasiones) y diputado local, antes de haber sido nombrado secretario General de Gobierno. 

Como tal insisto, ‘El Truco’ fue (y es) efectivo hasta el grado de que, a la fecha, en la estructura gubernamental, se le extraña. 

El próximo domingo 16 de enero se registrará como precandidato ante la instancia oficial, para un día después, lunes 17, iniciar precampaña ante la militancia de los tres partidos coaligados y simpatizantes.

Deja un comentario