Por: Juan Antonio Montoya Báez.

 

Los victorenses de toda la vida son personajes que gozan de la inmejorable ubicación de la ciudad, pues su posición geográfica le permite impulsar actividades económicas con los Estados Unidos y con Estados vecinos.

Somos el municipio de las tres horas, pues Monterrey, la orgullosa capital regiomontana está a menos de 300 kilómetros de distancia.

En Monterrey y su municipio San Pedro Garza García, principalmente las mujeres acuden a realizarse tratamientos de belleza. Los cirujanos siempre se preocupan por tener la tecnología y productos más avanzados para atender a las regias, pero también reciben pacientes de otros municipios, entre ellos, muchas de las damas victorenses.

Es común que se hagan toda clase de intervenciones estéticas, injertos de pelo y hasta operaciones de la vista.

También tienen a Tampico a menos de tres horas, con una playa hermosa y una cocina de primer mundo, que la convierten en uno de sus destinos favoritos.

Sin olvidar San Luis Potosí, el centro de la actividad comercial y económico del país, también a tres horas de distancia con una gran actividad comercial.

Sin embargo, el destino favorito de las victorenses es Mc Allen y Brownsville en Texas, que les gusta visitar y disfrutar.

Un chiste local dice que un victorense le pidió a su esposa que cuando muriera fuera cremado y sus cenizas fueran esparcidas en el mall de Mc Allen. Al preguntarle el motivo de ese deseo, la respuesta fue lacónica:

  • Asi tendré la seguridad de que me visitarán al menos una vez al mes.

    Claro, esto fue antes de la pandemia, pues las victorenses tienen más de un año que no viajan a los centros comerciales texanos, bueno al menos, las que no tienen doble nacionalidad y las que no pudieron o no quisieron contratar un vuelo privado para cruzar solamente el río Bravo.

    Un joyero de la calle 10 de Mc Allen, nos decía que sus clientes principales son las victorenses, más que las regias, pues son muy dadas a comprar principalmente relojes finos para su colección, con el agregado de que muchos maridos cuando cometen un pecadillo los adquieren en busca del perdón.

    Por eso es que existe cierta desesperación entre algunas victorenses para que abran los puentes internacionales para viajar nuevamente a los Malls texanos, comer los más exquisitos cortes americanos y hasta disfrutar de un buffete de comida china.

    Para  estas damas desesperados les tenemos buenas noticias, pues el juez del condado de Hidalgo, RICARD CORTEZ acaba de informar que la reapertura de los puentes internacionales está próxima.

    “La presión del gobernador ABBOTT contra la administración BIDEN sería mucho más bienvenida en la forma de pedir la reapertura de estos puertos de entrada, para que el libre flujo comercial pueda comenzar a volver a la normalidad”, publicó en redes sociales.

    Los cruces internacionales permanecen cerrados desde marzo del año pasado para evitar los contagios de Covid-19 entre los ciudadanos de ambos países.

    El juez RICHARD CORTEZ señaló que las autoridades de Texas solicitan al gobierno federal una reforma migratoria integral, porque las leyes actuales necesitan cambios.

    “Mi mayor preocupación es el cierre continuo del presidente BIDEN de nuestros puertos de entrada, que están teniendo consecuencias económicas negativas en nuestra comunidad”, manifestó Cortez.

    Esta es una buena noticia para las desesperadas, pero también para los miles de mexicanos y estadounidenses que convivían, daban vida  a la economía de los dos países.

    Bueno, por hoy es todo.

    Adiós y aguas con los patinazos…

    Contacto:

    patinadero@hotmail.com

 

EL PATINADERO
LIC. JUAN ANTONIO MONTOYA BAEZ

Deja un comentario