Por Alejandro Govea Torres

 

Luego de esgrimir su presunta militancia en el PRI, la diputada Edna Rivera López aseveró que es tiempo de que una mujer asuma el cargo de gobernadora. Y dijo estar lista para buscar la nominación de Morena en el 2022.

Tiene mucha razón en que llegó el momento para que una mujer busque la gubernatura, pero difícilmente ella se podría convertir en candidata en el 2022, cuando ni siquiera ha logrado el consenso de sus compañeras y compañeros para ejercer verdaderamente la coordinación de Morena en el Congreso local.

Si bien es cierto que en un principio el director general de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC), Rodolfo González Valderrama, la incluyó en una lista de seis mujeres que podrían aspirar a la candidatura de Morena a la gubernatura, luego se arrepintió y anunció que él si buscará la nominación en el 2022.

Rivera López tendría que competir, según González Valderrama, en contra de la senadora María Guadalupe Covarrubias Cervantes y la diputada federal Adriana Lozano Rodríguez, además de las diputadas locales Leticia Sánchez Guillermo y Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal, así como también con la maestra Nora Hilda de los Reyes Vázquez.

No debemos olvidar que otros militantes de Morena desean convertirse en candidatos a la gubernatura en el 2022, como es el caso del senador Américo Villarreal Anaya y el oficial mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Héctor Garza González.

Es por eso que será muy difícil que la diputada Rivera López logre concretar su sueño de ser candidata de Morena a la gubernatura, pero como en política todo puede suceder no se puede descartar esta posibilidad, y más cuando la decisión de un solo hombre podría hacer realidad que su nombre aparezca en las boletas electorales del 2022.

Por otra parte, pero sin dejar el tema de Morena, resulta que el consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) Ciro Murayama Rendón, lamentó que se hayan perdido los contrapesos en la Cámara de Diputados, durante su participación de ayer en la reunión plenaria del PRD.

Murayama Rendón afirmó que Morena logró tener mayoría en la Cámara baja del Congreso de la Unión debido a las ‘triquiñuelas’ de la coalición ‘Juntos haremos historia’, ya que en el 2018 compitieron juntos en 292 distritos y ganaron en 220, pero la ciudadanía votó por Morena y no por el PES que perdió su registro, ni por el PT que quedó en el séptimo lugar de la votación emitida.

El artículo 91 de la Ley General de Organismos y Procedimientos Electorales (LEGOPE) permitió que esos triunfos se camuflaran como del PES y del PT y disfrazaron para darles 114 distritos y poder conformar la mayoría que tiene Morena en la Cámara de Diputados.

También algunos diputados federales del PRD, como fue el caso de Héctor Serrano Cortés y Lilia Villafuerte Zavala, se cambiaron a Morena para ser parte de la mayoría en la Cámara baja del Congreso de la Unión.

“Y con esta maniobra, violaron la voluntad popular expresada en las urnas”, afirmó el conejero electoral Murayama Rendón.

Por otra parte, el presidente Donald Trump firmó ayer en la Casa Blanca de Washington el Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), pero la noticia pasó a un segundo plano porque lo que más llamó la atención fue que haya declarado que “México, quererlo, paga el muro”.

Aún falta que lo ratifique el primer ministro de Canadá, Justine Trudeau, pero se da como un hecho de que antes de finalizar la presente semana haga lo mismo para que entre en vigor el nuevo tratado comercial de América del Norte, que favorecerá más a Estados Unidos, según los expertos.

Lógicamente que los funcionarios mexicanos, como es el caso del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, afirmaron que ahora sí México podrá mejorar la economía de nuestro país a pesar del negro panorama que hay en el ámbito local, sobre todo por el alto índice de criminalidad.

La economía mexicana no se recuperará en forma inmediata con la entrada en vigor del T-MEC, puesto que el daño causado en el 2019, es decir en el primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, impactó de tal manera que se cayeron las exportaciones, especialmente de automóviles.

De ahí que se requerirá impulsar las obras públicas para generar más empleos y reactivar las actividades productivas en la industria de la construcción, tal y como lo anunció López Obrador para tratar de incentivar la inversión privada tanto extranjera como nacional en el país.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario