Ahora sí hay prisa

229

Por Alejandro Govea Torres

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador ahora sí tiene prisa por apoyar la capacitación de médicos y enfermeras en la especialidad de enfermedades infecciosas en el sistema respiratorio inducida por el coronavirus, incluso en la conferencia del sábado pasado en Palacio Nacional anunció que se contratarían en forma inmediata a todos aquellos interesados en iniciar cuanto antes una especialidad para atender la crisis sanitaria que se vive en México.

Contrario a lo que pensaba hace 15 días, cuando decía que eran exageradas las medidas preventivas que se implantaron en otros países para tratar de frenar la expansión mundial del coronavirus, incluso recomendaba salir de compras porque México estaba protegido, además dar abrazos y besos, ahora López Obrador le urge preparar a 6 mil 600 médicos y a 12 mil 300 enfermeras ante el avance de la pandemia en nuestro país.

Y como siempre, le echó la culpa a sus antecesores, es decir aquellos que estuvieron al frente de los gobiernos durante la época del neoliberalismo, ya que no apoyaron la preparación de especialistas en la atención de enfermedades respiratorias, pero se le olvidó mencionar que en el pasado reciente que tanto critica se enviaron a miles de becarios a instituciones educativas más prestigiosas del mundo y nunca se les redujo sus becas o apoyos económicos, como sucede en la actualidad a causa de la ‘austeridad republicana’.

López Obrador mencionó que en la actualidad sólo hay alrededor de mil médicos especialistas en enfermedades respiratorias en el país, por lo que se propone capacitar a otros 9 mil profesionistas de la medicina, a fin de poder contar, lo más pronto posible, con todo el personal necesario para atender la emergencia sanitaria que hay por el coronavirus en nuestro país.

Tan urgido anda que se comprometió tener hoy mismo los cheques listos para todos los que se contraten, incluso dijo que se les pagaría por adelantado un mes salarios que van de 26 mil 600 pesos a 34 mil 775 pesos, además de viáticos y dos puntos para aquellos estudiantes que están a punto de presentar el Examen Nacional de Aspirantes a Residencias Médicas.

Y es que cada día sube en forma exponencial el número de personas contagiadas y fallecidas por el coronavirus en el país, pues según el reporte de la Secretaría de Salud y Asistencia (SSA) del sábado pasado el número de personas contagiadas se elevó a mil 890, en tanto que el de muertos ascendió a 79.

En la misma conferencia del sábado pasado, López Obrador agradeció a los empresarios que no han despedido a sus trabajadores y les siguen pagando sus salarios, a pesar de que no han tenido ingresos porque bajaron las ventas o cerraron sus negocios temporalmente para evitar la propagación del coronavirus.

Y hablando de empresarios, no esperan que el político tabasqueño cambie de opinión acerca de la necesidad de que se otorguen incentivos fiscales para evitar la debacle de la economía mexicana en el 2020.

Por el contrario, los dirigentes empresariales creen que el discurso de López Obrador durante su primer informe trimestral, que ayer se llevó a cabo en Palacio Nacional, no contendrá nada extraordinario.

Y como el evento fue a las 17 horas, le comentaré en la colaboración de mañana sí tenían razón o no de que político tabasqueño se dedicó a señalar que México está preparado para afrontar la crisis y de que no cambiará la política de la 4° Transformación a pesar de las críticas de los conservadores.

A propósito, ayer corrió la versión de que habrá cambios en el gabinete de López Obrador, puesto que varios de sus colaboradores ‘tirarán la toalla’, como lo hizo en julio del año pasado Carlos Urzúa Macías a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), por las diferencias que tuvo en materia económica.

Ahora se habla de que Arturo Herrera Gutiérrez también dejará la SHCP, luego de que López Obrador difirió con los datos presentados en los Pre criterios Generales de Política Económica para el 2021, entre otros desencuentros que han tenido por el reparto del presupuesto federal.

De igual forma, se habla de que Alfonso Romo Garza dejará la Oficina de la Presidencia ante los constantes choques que ha tenido López Obrador con los empresarios del país, además de la salida de Javier Jiménez Espriú de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), luego de que a nadie convenció de que fue una falla mecánica la causa de la caída del helicóptero en que viajaban la gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso Hidalgo, el senador Rafael Moreno Valle Rosas y tres personas más el 24 de diciembre de 2018.

De regreso con la prisa que ahora tiene López Obrador por capacitar a médicos y enfermeras para atender la crisis sanitaria por el coronavirus, no hay duda de que dejó pasar mucho tiempo y ahora son las consecuencias de que día a día crece el número de contagios y de muertes en el país.

No podrá presumir de que su Gobierno está preparado para enfrentar la pandemia que se vive en el país, puesto que en todos los hospitales y clínicas hay carencias de respiradores y camas, además de insumos básicos, como son tapabocas, guantes, entre otros.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario