Decepcionante

218

POR: ALEJANDRO GOVEA TORRES

Llegó a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con un porvenir político muy prometedor, incluso la titular de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), Olga Sánchez-Cordero Dávila, lamentó la salida de él de su equipo de trabajo, pero a casi un año de tomar posesión del cargo, la función de Zoé Robledo Aburto ha sido totalmente decepcionante.

Desde que llegó en sustitución de Germán Martínez Cázares no ha logrado mejorar los servicios médicos-asistenciales que presta el IMSS como prometió el 21 de mayo del año pasado, sino por el contrario no hay día en que cientos de pacientes se quejan por la falta de medicinas y de la atención de especialistas se difiere constantemente, entre otras fallas casi cotidianas.

Los médicos y enfermeras del IMSS son los que están más decepcionados de la gestión de Robledo Aburto, puesto que casi siempre carecen de materiales de curación y quirúrgicos para atender a sus pacientes, además la mayoría de los equipos médicos están descompuestos por falta de mantenimiento, entre otras penurias que viven a diario en clínicas y hospitales.

La situación se complicó desde la aparición del coronavirus en nuestro país, debido a que se notaron aún más las carencias en el IMSS, como se pudo constatar con las innumerables quejas y protestas de pacientes, médicos y enfermeras por la falta de medicinas y materiales de curación, entre otros.

Y en lugar de responder a estas demandas, Robledo Aburto salía a decir que no hacía falta nada, incluso afirmó en varias ocasiones que había suficiente abasto en las clínicas y hospitales del IMSS, pero luego se pudo comprobar que no era cierto, por lo que médicos y enfermeras se vieron en la necesidad de comprar o de realizar adaptaciones hechizas para tener materiales de protección con el propósito de no contraer el coronavirus durante sus jornadas de trabajo.

A propósito, se habla de que médicos y enfermeras presentarán una demanda penal por negligencia en contra del actual titular del IMSS, sobre todo después de la muerte de varios empleados por la falta de materiales de protección, como fue el caso del doctor José Porras González (QEPD) del Hospital General 30, ubicado en la alcaldía de Iztacalco de la Ciudad de México.

El doctor Pepe Porras, como se le conocía cariñosamente, atendió por más de 20 días a los pacientes del coronavirus sin el material adecuado para protegerse de contraer esta enfermedad, puesto que nunca llegaron los que supuestamente había adquirido la administración de Robledo Aburto.

De regreso con la decepcionante gestión del actual titular del IMSS, resulta que con el pretexto de tener todo listo ante la fase crítica del coronavirus en el país, prevista a partir del próximo miércoles 6 de mayo, se hizo la compra de 20 ventiladores a León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del célebre político de antaño Manuel Bartlett Díaz, a un sobreprecio por cada equipo de un millón 550 mil pesos, según denunció la semana pasada la organización “Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad”, que dirige la politóloga María Amparo Casar Pérez.

Lógicamente que el vástago del actual director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), negó que el precio haya sido el más alto y acusó a la organización de politóloga Casar Pérez de publicar una información falsa que sólo busca desprestigiar a la empresa Cyber Robotics Solutions, de su propiedad.

Al respecto, Robledo Aburto declaró que la compra de los 20 ventiladores se apegó a los criterios de entrega inmediata y de los modelos requeridos que solicitó la Delegación Estatal del IMSS en Hidalgo, que dirige la doctora Claudia Díaz Pérez.

El evidente tráfico de influencias propició que la dirigente del PRD en la Ciudad de México, Karen Quiroga Anguiano, haya presentado una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), que encabeza Alejandro Gertz Manero, a fin de que se haga una investigación acerca de supuestos actos de corrupción en la compra de los 20 ventiladores.

En fin, el prometedor futuro político de Robledo Aburto se truncó por completo, puesto que no sólo son evidentes sus fallas en perjuicio de pacientes, médicos y enfermeras del IMSS, sino también ahora surge la sospecha de ser cómplice de un claro tráfico de influencias a favor de célebre Bartlett Díaz, amigo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por otra parte, pero sin dejar el tema del coronavirus, el Subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, aseguró que esta semana se registrará la etapa más critica de la pandemia, incluso fijo la fecha del 6 de mayo para tener la crezca en el número de contagios y decesos en el país.

Las cifras del doctor López-Gatell Ramírez ha causado alarma entre la población, pero también suspicacias de no ser totalmente apegadas a la realidad, ya que varios especialistas, entre los que se encuentra el doctor Julio Frenk Mora, Secretario de Salud durante la gestión de Vicente Fox Quesada, que señalan la crezca se dará más adelante porque seguirá creciendo el número de contagios y decesos por el coronavirus.

Correo electrónico: jagovea_53@yahoo.com

Deja un comentario