La animal fue encontrada por un voluntario de la Sociedad Protectora de Animales del Condado de Rowan el pasado 15 de diciembre, y posteriormente fue llevada al Hospital de Animales Cabarrus donde aún está siendo atendida.

Jana Avilés, asistente de veterinaria del hospital, decidió encargarse de ella durante las fiestas navideñas y aprovechó para tomar algunas fotografías del animal.

La publicación en Facebook rápidamente captó la atención de la gente llegando a cuatro mil comentarios y siendo compartido en más de cuatro mil quinientos ocasiones.

Ella fue traída por un rescate después de que fue encontrada herida en la calle. Ella es tan linda», escribió Aviles en la publicación. Jana mencionó que la gatita aún no tiene un nombre oficial pero ella le acuñó el apodo «Yoda cat».

La minina aún se encuentra en la veterinaria a la espera de ser adoptada.

Deja un comentario