91208056. Ciudad de México, 8 Dic 2019 (Notimex-Francisco Estrada).- Juego de vuelta de la semifinal del Torneo Apertura 2019 de la Liga MX, entre América y Morelia. En la foto, Federico Viñas del América, festeja su anotación contra el Morelia. Ciudad de México, 8 de diciembre de 2019. NOTIMEX/FOTO/FRANCISCO ESTRADA/FEM/SPO

Carol Spinney, el titiritero detrás de los personajes de “Big Bird” y “Oscar, El gruñón” en Plaza Sésamo, falleció a los 85 años en su casa, ubicada en Connecticut.

Sesame Workshop dio a conocer el fallecimiento de Spinney, quien padecía de distonía, una enfermedad que ocasiona contracciones musculares involuntarias con movimientos repetitivos o de torsión.

Spinney operó a los dos muppets principales desde su inicio en 1969 cuando tenía 36 años, y los interpretó casi de manera exclusiva hasta los 80 años, en el programa de televisión para niños.

“Caroll fue un genio artístico cuya visión amable y amorosa del mundo ayudó a dar forma y definir a Sesame Street desde sus primeros días en 1969 hasta cinco décadas, y su legado aquí en Sesame Workshop y en el firmamento cultural será interminable”, destacó Sesame Workshop en sus redes sociales.

El titiritero ganó cinco Daytime Emmy Awards por sus contribuciones a Plaza Sésamo y fue reconocido por la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Televisión en 2006; “su enorme talento y su enorme corazón se adaptaban perfectamente para interpretar al pájaro amarillo que trajo alegría a generaciones de niños e innumerables admiradores de todas las edades en todo el mundo”.

El artista vio a “Big Bird” visitar China con el fallecido Bob Hope, bailar con los Rockettes, fue celebrado con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood y con un sello de correos de Estados Unidos, incluso la Biblioteca del Congreso lo nombró a una “Leyenda viviente”.

También dirigió orquestas sinfónicas en Estados Unidos, Australia y China, lo que le permitió conectarse personalmente con familias de todo el mundo a través de la música de Sesame Street.

“Caroll Spinney dio algo realmente especial al mundo. Con profunda admiración, Sesame Workshop se enorgullece de llevar su memoria, y sus queridos personajes, al futuro. Nuestros corazones están con la amada esposa de Caroll, Debra, y todos sus hijos y nietos”, indicó.

El cofundador de Sesame Street, Joan Ganz Cooney, destacó las contribuciones de Caroll Spinney a Plaza Sésamo pues “no solo nos dio a Big Bird y Oscar, el gruñón, también nos dio mucho de sí mismo”.

“Nosotros en Sesame Workshop lamentamos su fallecimiento y sentimos una inmensa gratitud por todo lo que ha dado a Sesame Street y a los niños de todo el mundo”, finalizó.

Deja un comentario