Nueva York.- La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ha manifestado su preocupación por un posible conflicto entre Armenia y Azerbaiyán.

La disputa es por el control de Nagorno Karabaj, una franja de 4,400 kilómetros cuadrados entre el límite de ambas naciones.

Este conflicto tiene alrededor de 30 años, y los organismos de la OTAN y la Unión Europea piden frenar las hostilidades entre los ejércitos.

“Las partes deben cesar de inmediato las hostilidades que han causado ya víctimas civiles. No hay solución militar a este conflicto. Las partes deben reanudar las negociaciones para lograr una resolución pacífica. La OTAN apoya los esfuerzos del Grupo de Minsk de la OSCE”, explicó la organización.

“Las informaciones sobre hostilidades en la zona de conflicto de Nagorno-Karabaj son de la mayor preocupación”, declaró el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en su cuenta oficial de Twitter.

Deja un comentario