30RMS1

Ramón Mendoza S

Reportero

Las aguas negras brotan por los drenajes en las calles y las casas en barrios, colonias y fraccionamientos de Ciudad Victoria ante la apatía de las autoridades municipales por solucionar esta problemática jamás vista en esta capital.

Este problema mantiene un latente brote de enfermedades entre la población y el foco de contaminación está ampliándose en todos lugares, lo que ha provocado la inconformidad generalizada de los vecinos porque no aguantan la peste.

Marte Alejandro Ruiz Nava ex regidor local advirtió que las quejas ciudadanas se multiplican por que el ayuntamiento que preside Xicoténcatl González Uresti y el organismo operador del agua (Comapa) no atiende con atingencia esta problemática.

“Aquí como en muchos otros puntos de Ciudad Victoria, el drenaje colapsado desde hace más de un mes en calle Zeferino Fajardo Luna casi esquina con Blvrd. Emilio Portes Gil, entrada a colonias José López Portillo, Enrique Cárdenas, Libertad, Fracc Industrial, Lomas de Calamaco, Libertad II, afectando a cientos de familias y miles de habitantes con este foco de infección” señalo.

En espacios abiertos donde las aguas negras están presentes, el olor desagradable es probablemente el peor efecto inmediato; sin embargo, las partículas de las aguas residuales son capaces de dispersarse en el aire y la inhalación de estas provoca efectos adversos para la salud, tales como malestar gastrointestinal, diarrea, náuseas y vómitos.

Las autoridades están obligadas no solo a atender el problema, sino a resolverlo, porque se corre el riesgo de que las enfermedades propias de ese foco de contaminación se registren. Y sea masivo. No se puede desatender eso.

La salud es lo más importante que un gobierno debe de procurar para su población. Por eso, es recomendable que la Comapa actúe de inmediato para detectar el origen del problema y resolverlo. O la Secretaría de Salud actuar antes de que la situación se salga de control.

Deja un comentario