A los ‘discapacitados mentales’ que hacen mal uso de los cajones para el estacionamiento de minusválidos, seguramente les cae mal la reforma al Regamento de Tránsito municial, pues al entrar (ésta) en vigencia se aumentará la multa hasta por 3 mil 397 pesos. 

Con esto se busca promover un mayor respeto a las personas con discapacidad, en cuestión de movilidad, contribuyendo a mejorar sus condiciones de vida.

 Al presentarse el dictamen correspondiente en el Congreso local, se dijo que la propuesta tiene como firme propósito crear una cultura de la vialidad y respetar, sin pretexto alguno, los espacios destinados exclusivamente a las personas con discapacidad.

Además con estas modificaciones, quien se encuentre en el supuesto de ser sancionado deberá recibir un taller de inducción relativo a los derechos de las personas con discapacidad, impartido por los sistemas DIF municipales.

La acción legislativa así obliga a los ayuntamientos a establecer con sus corporaciones de Tránsito un procedimiento de servicio comunitario.

¡Ojalá lo cumplan!

Deja un comentario