Por César Álvarez Alemán

Reynosa, Tam-. “Aún cuando los operadores de unidades de emergencia están debidamente capacitados en manejo defensivo, si la ciudadanía no coopera evitando obstruirles el paso o usando distractores como el teléfono celular, se corre el riesgo de ocasionar un accidente mayúsculo”, advirtió el director de Emergencias de Protección Civil local, Gerónimo Ambriz Anzúa.

“Nosotros, lo que son los operadores de ambulancias de las unidades de bomberos acaban de tomar un curso nuevamente de manejo defensivo, pero este manejo defensivo no funciona si los automovilistas no respetan las unidades de emergencia”, dijo.

Entrevistado en el marco del primer macro simulacro que se realizó este lunes 20 de enero a nivel nacional, Ambriz Anzúa lamentó que algunos conductores por distracción nerviosismo o falta de respeto, obstaculizan el paso preferencial a las unidades de emergencia.

“Nos encontramos con alrededor de cuatro, cinco vehículos que no respetan las unidades de emergencia, que en vez de tomar las líneas bajas para que nosotros vayamos por los carriles altos lo hacen viceversa”.

Dijo que “otra de las actitudes que asumen algunos conductores son el ponerse nerviosos ante la presencia de una unidad de emergencia y no van poniendo atención por ir viendo el celular, por ir con los vidrios arriba”.

Y así concluyó: 

“Lamentablemente el ir a bordo de una unidad de emergencia con sirena y torretas encendidas, no es garantía para que se les abra camino o se respete su paso al atender una llamada de emergencia. Para nosotros, en las unidades de emergencia, el hecho de llevar las sirenas no indica que es seguro” independientemente de todo tenemos que asegurarnos para no provocar un accidente mayor”.

Deja un comentario