Con higiene puede contrarrestarse el coronavirus, pero en Ciudad Victoria no hay agua

376

 Por Juan Sánchez-Mendoza

 

Ciudad Victoria, Tam.- La higiene personal como doméstica, y en espacios públicos, es un antídoto contra la propagación del coronavirus, Covid-19. Y así lo han divulgado las autoridades sanitarias, pero en el caso de Victoria, como municipio, difícilmente podrían atenderse las recomendaciones, pues como Usted bien sabe ni agua potable se nos suministra.

 Hay en la localidad alrededor de 500 colonias, aunque la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (COCEF) y la Agencia Ambiental para el Desarrollo Sustentable –ésta última operada por el Gobierno estatal–, para efectos censales dividan a la zona en 147 áreas geoestadísticas (AGEB’s), 266 colonias y 12 polígonos de nuevo desarrollo.

De la totalidad, cotidianamente al menos 100 colonias padecen la falta del servicio; otro tanto lo reciben si acaso durante dos horas de madrugada y el resto, sobre todo fraccionamientos, sí cuentan con el vital líquido durante las 20 horas del día.

En los cerca de 100 ejidos, igual hay problemas de desabasto, sin que la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (COMAPA), atine a resolver el suministro, pese a la inyección financiera del Gobierno estatal, y por supuesto de la Comisión Nacional del Agua, para garantizar el servicio, que, por cierto, es responsabilidad del actual alcalde (Xicoténcatl González Uresti).

Los asentamientos del poniente de la ciudad llevan días sin recibir una sola gota de agua –pero eso sí, se les sigue cobrando por el servicio–, por, quizás, la ineficiencia e incapacidad de la COMAPA –cuyo presidente de la junta administrativa es el alcalde–, pretextando ejecuciones de obras, para según el edil en poco tiempo reestablecer el servicio.

Con garrafones y cubetas en mano, ciudadanos de este sector pululan tratando de conseguir agua en otras zonas pues las pipas ‘públicas’ cobran hasta 400 pesos el llenado de un tanque de 200 litros… cuando llegan.

Lo peor del caso es que ni en los expendios de ‘purificación’ hay agua, dificultando más la higiene recomendada por el Gobierno, para enfrentar la propagación de coronavirus.

Comprar ‘cubrebocas’ o gel antibacterial, es otra odisea, pues tanto en farmacias como en los centros comerciales están agotados.

Entonces, ¿qué hacer ante la crisis, aquí en Victoria?

El Gobierno federal ya decretó suspensión de actividades escolares.

Del 20 de marzo al 20 de abril, cierto, pero el alcalde de la localidad no garantiza que en Victoria haya agua al menos para la higiene personal y doméstica, aunque esté obligado por la ley.

Su falta de sincronización con la secretaria de Salud estatal, Gloria de Jesús Molina Gamboa, y por supuesto su desinterés ante la emergencia, le siguen causando enredos y salidas cantinflescas, pese a que los eventos de masas también fueron prohibidos (ejemplo el partido del Correcaminos), a fin de evitar a propagación del virus.

En fin, lo cierto es que ya hay en México 41 casos confirmados.

En Tamaulipas, tres casos sospechosos.

Pero en sus terrenos comunitarios, con la Unión Americana, aparecen tres positivos; Nuevo León reporta 4 casos, San Luis Potosí, dos; Veracruz aparece con 4 casos sospechosos… y párele de contar.

Se lo comento porque estamos, aquí en Tamaulipas, rodeados.

Y nadie ni nada puede garantizar que el mal penetre.

 

Recomendaciones:

Las oficiales:

+ Evitar el contacto cercano con personas enfermas;

+ Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca;

+ Quedarse en casa si está enfermo;

+ Cubrirse la nariz y la boca con un pañuelo desechable al toser o estornudar y luego botarlo a la basura;

+ Limpiar y desinfectar los objetos y las superficies que se tocan frecuentemente, usando un producto común de limpieza de uso doméstico en rociador o toallita.

Las personas que presentan síntomas del Covid-19 deberían usar mascarillas para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad a los demás. El uso de mascarillas es también esencial para los trabajadores de la salud y las personas que cuidan de alguien en un entorno cerrado (en la casa o en un establecimiento de atención médica).

Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño, antes de comer y después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

Si no cuenta con agua ni jabón, use un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol. Lávese las manos siempre con agua y jabón si están visiblemente sucias

Deja un comentario