Triste, desolado, gris. Así fue el día de ayer en Miami, Florida, justo en el momento en que se llevó a cabo la cremación de los restos mortales de José José, alrededor de las 13:00 horas, en el Gold Coast Crematory, en medio de una lluvia que parecía la descripción gráfica del ánimo que se vivía en el lugar.

El humo negro comenzó a salir por la chimenea, mientras que el lugar fue cerrado completamente y nadie entró o salió del lugar por espacio de cuatro horas, tiempo que duró la incineración.

Deja un comentario