El nuevo año llegó a la región de Asia Pacífico hoy con impresionantes fuegos artificiales en la capital neozelandesa y un par de horas más tarde a Sidney, donde pese a las criticas de días, el espectáculo principal fue la tradicional pirotécnia.

Sobre los 328 metros de la Sky Tower en Auckland, dedicada a las telecomunicaciones, media tonelada de fuegos pirotécnicos coordinados por música y espectáculos de luces encendidos en edificios aledaños, dieron la bienvenida a 2020.

Una multitud presenció un show planificado durante todo 2019. La monumental torre contó los segundos en una pantalla antes del arribo del 2020, informó la Televisión de Nueva Zelanda TVNZ.

Luego, los australianos presenciaron los fuegos artificiales de Nochevieja en Sídney, aun cuando era visible el humo de los incendios forestales registrados desde hace varias semanas el sureste del país.

El espectáculo con más de 15 meses de preparación se realizó en Sydney pese a los llamados para que se cancelaran en solidaridad con las áreas afectadas, principalmente en Nueva Gales del Sur (NSW), de la cual la ciudad es la capital.

Previamente, las autoridades australianas anunciaron que la cancelación del espectáculo pirotécnico tendría pocas ventajas prácticas para las comunidades afectadas, pero dañaría a la economía de la ciudad.

Australia declaró el estado de emergencia ante la ola de incendios que se encuentran fuera de control y que obligaron a cerca de cien mil personas a abandonar cinco localidades cercanas a Melbourne, la segunda ciudad más poblada del país.

Deja un comentario