Por: Redacción

Cd.Victoria.- Hace días en el portal ‘Mundo Tamaulipas’ –creado por Edmundo Lozano Rendón, ¿lo recuerda?–, apareció una información dolosa en contra del director del Instituto Tamaulipeco de Capacitación para el Empleo (ITACE), Fernando Campos Martínez, acusándolo de acoso en perjuicio de la maestra de inglés Teresa de Jesús Cano Sierra, adscrita al plantel de Altamira.

Sin embargo, la vileza quedó al descubierto al evidenciarse capturas de pantalla de la conversación por WhatsApp donde se ‘organizan las personas ‘afectadas’, con la única idea de desestabilizar el buen funcionamiento de la escuela, sin importarles afectar a los jóvenes estudiantes.

La colocación de mantas y protesta de la instructora de inglés, fue por tanto un teatro organizado por personas que dejaron de trabajar en el plantel y que buscan obtener un beneficio creando conflictos y mala fama a la escuela.

La designación como encargado de la dirección del plantel Altamira de Mario Uribe Pedraza, hasta donde sabemos busca mejorar el funcionamiento del plantel y posicionarlo como uno de los mejores en la entidad.

Con esta designación se afectaron los intereses de algunas personas que sólo estaban sacando provecho de la escuela, pese a las indicaciones del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca de trabajar en beneficio de los estudiantes, ya que ellos son el futuro de Tamaulipas.

Las autoridades escolares del ITACE, al respecto señalaron que no se dejarán presionar por este tipo de acciones que sólo buscan crear conflicto y manchar imágenes, pues el único objetivo de este subsistema educativo es entregar a la sociedad tamaulipeca jóvenes con valores y preparados para trabajar en el sector productivo.

A la redacción de este medio informativo llegaron copias de los mensajes vía WhatsApp que la mentora y sus aliados se enviaron durante días para ejecutar la maniobra de desacreditación.

Y de buena fuente sabemos que ya son investigados por la autoridad competente. 

Deja un comentario