Ciudadano exige a Xicoténcatl que de la cara ante la crisis sanitaria

238

Por Ramón Mendoza S.

 

Ciudad Victoria, Tam.- Al borde de las lágrimas, un ciudadano que participó en la manifestación de los estilistas frente a Palacio de Gobierno pidió al alcalde de Victoria, Xicoténcatl González Uresti, dar la cara en esta crisis sanitaria, “aunque sea para decir mentiras”.

Víctor Manuel Torres Miranda, de oficio barbero, dijo estar desesperado por no poder trabajar y refirió que tiene un hijo con cáncer, pero gracias a la Fundación Voluntad contra el Cáncer está siendo apoyando en su tratamiento; sin embargo mencionó que ya no tiene dinero para seguir aguantando la cuarentena.

“Ya no tenemos nada, soy padre de familia, tengo un hijo con cáncer y soy el que llevo el sostén de mi casa, para mí, esposa e hijos, y no tengo trabajo. Queremos que nos oiga el Gobierno, que nos hagan un préstamo para pagar gastos de los locales donde trabajamos”, señaló.

Al mismo tiempo el también estilista Erik Alemán señalo el desinterés no sólo del Alcalde, sino también de su colega y regidor Eusebio Arrellano, quien no ha tenido ningún contacto solidario con ellos cuando es su obligación como asambleísta local velar por los intereses de la ciudadanía, más aun cuando son compañeros de profesión antes de formar parte del Cabildo local.

“Del regidor Eusebio Arrellano, de igual manera no sabemos nada de él, no se nos ha acercado, nosotros lo respetamos pero la verdad es que ni en cuenta”, afirmó.

En el primero de los casos, el entrevistado señaló que tuvo que cerrar  su estética y dejar en garantía el mobiliario al dueño del local, para cubrir la renta, por lo que ya no ve la puerta para poder salir de esta crisis que lo tiene al borde del estrés y la tensión.

Agregó que no ha pagado agua ni luz y los apoyos del Gobierno estatal y municipal no han llegado, por lo tanto exigió al edil de la capital, Xicoténcatl González, que de la cara, ya que afirmó nunca se ha presentado ni por televisión ni por algún medio para decir que va a ayudar.

Deja un comentario