Golpe a golpe

 Por Juan Sánchez-Mendoza

 

Hay, en Victoria, cerca de 600 planteles de educación básica que están sin agua, desde iniciado el ciclo 2019-20.

Pero a la Secretaría de Educación poco parece importarle.

Decenas tampoco cuentan con aires acondicionados en la mayoría de sus aulas, a pesar de las altas temperaturas (30-32 grados en promedio); o las bajas (por la época invernal) que ameritan calefacción.

Y esto es alarmante, pues sin servicios sanitarios ni clima adecuado, es prácticamente imposible que los escolapios desarrollen sus habilidades para cumplir, al menos, con los estándares de calidad educativa.

Hace un año se presentó el mismo problema –en dimensiones quizás de menor proporción–, pero aun cuando la subsecretaria de Educación Básica, Magdalena Moreno Ortiz, se comprometió a resolverlo, lo cierto es que nada hizo al respecto, como tampoco se ve ahora.

¿Usted se imagina un plantel sin agua, sin refrigeración o calefacción?

Son miles los alumnos que tienen que orinar, lavarse las manos y estar, en un espacio cerrado, atendiendo clases bajo temperaturas ambientales inapropiadas.

Por si fuera poco no hay certeza de que haya mentores suficientes para atender la demanda –menos los prometidos psicólogos grupales ni teachers, como ocurrió en el ciclo escolar inmediato–, por lo que deberían tomarse en lo inmediato medidas drásticas, si acaso el secretario Mario Gómez Monroy no quiere enfrentar problemas el año próximo.

Sobre todo, porque el Gobernador no merece que lo engañen.

Y menos cuando dispuso al inicio del ciclo escolar mejoras para todos los planteles.

 

Obsesión de Rivas

Ante un grupo mediático convocado para ensalzar su proyecto político, el alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar, filtró que podría ser, con el apoyo de los comunicadores, el próximo candidato gubernamental del membrete albiceleste.

¡Vaya, atrevimiento¡

¿Tiene permiso para desde ahora auto promoverse?

No lo sé, pero sí me queda en claro que alborota el gallinero. Y le falla a la confianza de su patrón, pues no es capaz de entender que primero es el uno y después el dos.

Bajo el pretexto de difundir el desarrollo de Nuevo Laredo, Enrique ha sostenido reuniones con la prensa más representativa del estado; pero se ha ido de boca al suponer que así obligaría al mandatario a, desde ahora, considerarlo como el prospecto a sucederlo.

¿Acaso sus desplantes ya fueron acordados?

No lo creo.

Más bien, considero, le gana ‘la calentura’.

Y en su pecado llevaría la penitencia.

 

Victoria, SOS, por agua

No hay, todavía, un remedio para garantizar el suministro de agua aquí en la capital del estado

De madrugada, apenas nos llega un chorro del vital líquido. Y se corta a eso de las 6:30 horas (a.m.).

Los usuarios afectados tenemos que estar alertas para rellenar, cuando menos, tinas y cubetas.

¡Ah!, pero eso sí, nos llega puntualmente el recibo –y hasta con cargos excesivos–, por un servicio que no se nos brinda.

¿Acaso hay que bailar zumba y hacer payasadas para que nos hagan caso?

 

E-m@il:

jusam_gg@hotmail.com

 

Deja un comentario