Por Antonio Hernández 

 

José Alfredo Dávila Cruz, un pequeño con ganas de ser general y adentrarse en el mundo del Ejército, cumplió uno de sus sueños al ser soldado por un día.

El escenario fueron las instalaciones del 77 Batallón de Infantería de Ciudad Victoria.

Ahí el niño de nueve años recibió el reconocimiento militar de las manos del segundo Comandante del Batallón del 77 Batallón, Horacio González Rosas 

Luego recorrió todas las instalaciones y  se subió a automóviles del cuartel militar, conociendo cada una de las herramientas de trabajo desde armas hasta equipo de radio transmisión.

Acompañado por su madre, Martina Cruz, el pequeño recorrió cada uno de los rincones con una sonrisa de oreja a oreja, además de que pidió ser paseado en ‘El Cimarrón’, un vehículo armado con gran capacidad de fuego.

Finalmente, José Alfredo dijo que buscará no sólo ser soldado, sino un general para apoyar a la población.

Deja un comentario