Los Hechos

Por José Inés Figueroa Vitela

 

La reanudación de las jornadas del paisano tampiqueño director general de Radio Televisión y Cinematografía del país, Rodolfo González Valderrama, este fin de semana, visitando el estado, resultó más amplia a la de su anterior incursión por la zona conurbada del sur.

Además de los reynosenses, destino de su encuentro, a la convocatoria respondieron grupos de personas y personajes, por supuesto, de los municipios circunvecinos, pero igual llegaron empresarios y activistas políticos de lugares tan disímbolos como Victoria, Matamoros y Nuevo Laredo.

El anuncio de sus aspiraciones por convertirse en el candidato de MORENA al gobierno tamaulipeco está causando furor en variados sectores, especialmente entre aquellos que piensan, sienten o quieren, fingir como ‘compañeros de fórmula’.

La semana anterior, también el senador de la República, Ismael García Cabeza de Vaca, anduvo en gira proselitista por el estado.

En San Fernando se reunió, además de con la estructura local de su parrido, el PAN, con un grupo de productores, con quienes abundó en las restricciones presupuestales para el sector, dispuesto por el Gobierno Federal y la mayoría morenista en el Congreso de la Unión.

En González y Aldama, además abundó sobre las consecuencias de la desaparición del Seguro Popular y la llegada del Instituto de Salud para el Bienestar, también dispuesto por aquellos y que igual han resultado en indefiniciones que van en contra de la salud de los mexicanos y los tamaulipecos.

Bueno, en el plano local, la aclaración puntual, en el sentido de que el gobierno estatal panista ‘le está entrando al quite’, para suplir la ausencia del Gobierno Federal en materia de salud, prolongando el estatus del Seguro Popular en la atención a la ‘derechohabiencia’, que son quienes no son derechohabientes de otros sistemas de seguridad social.

En su gira al senador lo acompañó al dirigente estatal panista, Luis René Cantú Galván, quien va pregonando con los propios la importancia de aterrizar al parrido a ras del suelo, de gastar la suela, mantener la unidad de los militantes y simpatizantes, así como promover ‘los buenos gobiernos’ emanados del partido.

En general le fue bien con esa estrategia, hasta que decidió defender lo indefendible, lanzando loas al gobierno municipal victorense.

Las redes sociales no se dejaron esperar y le dieron unas cuantas aclaraciones; las más que en mensaje alguno ha tenido, respondiendo en el mismo tono la insultante gestión de Xicoténcatl González Uresti.

No será extraño que en cualquier momento el PAN decida sacudirse la imagen del alcalde charro, antes que ya no solo no puedan librarlo del reclamo social por tantos agravios, sino que tampoco puedan librarlo del peso de la justicia frente a tantos delitos cometidos.

Por aquellos caminos del sur, el dirigente panista también se refirió a las reuniones que hace una semana tuvo, a lo largo de dos días, con la bancada panista, trabajando sobre la agenda legislativa que les prestigie y proyecte en el interés ciudadano.

Y aseguró que en ese tono seguirán ‘con los 21 diputados’ que el PAN tiene en la actual legislatura local tamaulipeca; la pregunta que quedó fue sobre a cuál de los originalmente surgidos de la papeleta albiazul estaba dejando fuera.

Si se refería solo a los electos por el voto directo, el ‘marginado’ sería nada menos que el diputado presidente, Gerardo Peña Flores, quien llegó por la vía plurinominal.

Si no es así, la ruta más directa apunta a la diputada del distrito 14, con cabecera en San Fernando –quien por cierto no estuvo en el evento recién celebrado allá–, pero originaria y con residencia en Hidalgo, Nohemí Estrella Leal.

La misma a quien ya, en pleno receso, fuera de reglamento, los de la diputación permanente le quitaron en diciembre la presidencia y hasta la sacaron de la Comisión de Transparencia y Acceso a la Información.

Esta, que por cierto, entre hoy y mañana entrevistará a los 22 aspirantes a Comisionados del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información, ITAIT, entre quienes dominan los militantes y simpatizantes panistas.

Algunos de ellos, ya eliminados de otros procesos de selección para integrantes de órganos autónomos de la administración pública estatal, precisamente impugnados por sus filias… o sus fobias,

El nuevo Presidente de la Comisión legislativa de Transparencia, Francisco Javier Garza de Coss, igual se ha visto cuasi encampañado, desde fines les año pasado y en lo que va de este, con constantes reuniones de vecinos, en su natal Reynosa.

Aunque ha andado atiborrado de responsabilidades en el Congreso, no ha dejado pasar semana sin sostener algún encuentro en el terruño, ya con las piñatas, ya con las roscas de reyes o en simples diálogos sobre la agenda pública.

Para abarcar más, los últimos encuentros ya se han dado con líderes en barrios y colonias, en la intención de replicar los dichos al mayor número de personas posible; de las ‘exposiciones’ ya se transita a las ‘muestras de apoyo”.

Dentro de la causa panista, el contrato de encuestas desplegado por el alcalde tampiqueño Chucho Nader Nasrallah, pretendería dos cosas: sacudirse ‘para siempre’ la desconocida que le dieron cuando de manera temprana se alborotó con la idea que podía ser candidato a la gubernatura… y buscar el aval para la reelección en el Ayuntamiento.

Como quiera, los errores y fallas deliberadas en el ejercicio del poder público no se tapan con una encuesta que diga eres el mejor; la verdad está en las calles.

Distinto y distante, el ‘JR’ –también conocido como José Ramón Gómez Leal–, anda con justificaciones infantiles, como que fue ‘un error de dedo’, lo que provocó que muchos presuntos beneficiarios se quedaran sin el pago de sus becas el año anterior.

Quienes se quedaron esperando el apoyo del Gobierno Federal no quieren las justificaciones del representante en el Estado, sino que les entreguen el pendiente y se regularicen con lo que está corriendo.

Temen que pase como con lo del sector productivo en franca quiebra, que ahora anda animando reuniones para ver si se compensa el retiro de los apoyos con el regreso de los ‘precios de garantía’, pero no ven por dónde puedan cumplirles, si en el presupuesto de este año no están las consideraciones necesarias, y no son menores, como para creer que con algún ‘parche’ o transferencia puedan solventarlo.

El manejo de la información en torno a los hechos violentos consumados las últimas semanas en la capital tamaulipeca, tiene un motivo.

Las investigaciones, en efecto, apuntan hacia una mancha de adicciones dentro del agrupamiento policial que eventualmente les implicarían en otras actuaciones al margen de la ley.

Pero la identificación de todos los implicados y los alcances de su actuación igual, en la contraparte podría caer en generalidades que afectarán la imagen de elementos inocentes y de la institución en general, si no se consuman todas las investigaciones.

No se puede etiquetar a todos los policías por lo que algunos hicieron, se piensa, los mínimos, frente a una amplia masa dominante, cuyo esfuerzo y valor ha estado entregada al servicio de los tamaulipecos todos.

La práctica de exámenes antidoping y de control de confianza, en actualización a los que de origen les hicieron a los aspirantes a ingresar a la fuerza pública, de manera aleatoria y sorpresiva, complementa la estrategia de las pesquisas.

Deja un comentario